Doce días para montar un equipo

El Dépor solo cuenta con nueve jugadores fijos para el estreno del 17 de agosto ante Las Palmas

La concentración de Monforte sirvió a Fernando Vázquez para afinar la puesta a punto de su plantilla, pero con los refuerzos tendrá que acelerar la adaptación.
La concentración de Monforte sirvió a Fernando Vázquez para afinar la puesta a punto de su plantilla, pero con los refuerzos tendrá que acelerar la adaptación.

A Coruña / La Voz

Lux, Laure, Ayoze, Kaká, Insua, Bergantiños, Juan Domínguez, Rudy y Arizmendi. A falta de doce días para el estreno del Dépor en Segunda, esos son los nueve jugadores con plaza fija en el equipo que dirige Fernando Vázquez. Poco tiempo y mucho que hacer para construir y afinar un grupo al que el técnico va a exigir resultados, pero para el que también pide paciencia. Salidas La principal preocupación del míster El de Castrofeito ha hecho suyo el lema «antes de entrar, dejen salir» y el viernes lo defendía en rueda de prensa. «Necesito concentración máxima y eso exige estar los que tenemos que estar y nada más», proclamaba el entrenador. Del grupo de elegidos se descolgarían por motivos salariales Aranzubia, Zé Castro y Assunçao (este podría renegociar la ficha). Un sueldo que también pone en tela de juicio la continuidad del capitán. Aythami cuenta con una oferta de Las Palmas, aunque el conjunto canario no puede pagar traspaso y el central dijo hace poco que cuenta para el míster. Una situación que no comparten Rochela y Seoane. Ambos se están entrenando al máximo desde el primer día, pero con el lastre de saber que no son prioridad. Bruno Gama ha despertado interés en conjuntos de Primera y Deak y Juan Carlos apuran sus opciones para no volver a salir cedidos. Lo mismo ocurre con Sidibé y Romay, que ya no podrán alternar el Fabril y el primer equipo (el mediapunta debería renovar antes, pues solo tiene un año de contrato). Refuerzos El 9 y dos zurdos siguen siendo prioritarios El mismo día de su renovación, Fernando Vázquez adelantó que los esfuerzos en materia de fichajes se harían en el hombre gol. Esta semana es la señalada para que se consume ese fichaje -el técnico prefiere que lleguen dos, pero se conformaría con uno, porque cuenta con Luis y la polivalencia de Rudy y Arizmendi- y varios más. La atención se centra en Geijo, que también está en la órbita del Rayo. La otra ambición del entrenador es reforzar la banda izquierda. El argentino Culio sería el elegido para el ataque. Tiene ganas de venir, pero todo pasa por su finiquito con el Galatasaray. Además, se busca otro zurdo que le dispute el puesto a Ayoze. El resto de intereses pasan por un pivote defensivo con buena salida de balón (sobre todo, si se va Assunçao) y ocupar las plazas de los que dejen el equipo. Parece seguro que habrá que fichar un portero y uno o dos centrales. Marchena dejó claro que estaría encantado de volver para este último puesto. Forma física Varios tocados y el reto de afinar a los que lleguen Antes de salir para Monforte, el míster hizo pasar a los jugadores por todo tipo de pruebas físicas. Su objetivo era el de establecer planes individualizados y controles periódicos para tener a la plantilla a punto el día 12, la semana del arranque del campeonato. Sin embargo, el goteo de entradas y salidas ha condicionado el proyecto. Arizmendi pasó los minutos finales de su primer entrenamiento recibiendo las instrucciones de Manuel Pombo para acelerar su adaptación. Mientras, Rudy ni siquiera puede ejercitarse con el grupo, aunque el pasado viernes aseguraba estar mejorando de sus problemas en el meñique. El portugués acumula ya once días de preparación al margen. Un trastorno al que hay que sumar la grave lesión de Lemos y la prolongada ausencia de Insua por su tendinopatía rotuliana. Además, pocos jugadores han esquivado el parte de bajas esta pretemporada; los últimos en caer, Cañi y Rochela, con molestias musculares. Esquema La atípica situación ha lastrado el trabajo táctico En su última comparecencia, Vázquez aclaró que el estilo del Dépor se adaptará a los jugadores de los que disponga. La demora en perfilar la plantilla también ha afectado al trabajo táctico, en el que se han priorizado los ejercicios defensivos. En los amistosos, el míster ha alternado el 4-2-3-1 con la zaga de tres y laterales de largo recorrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Doce días para montar un equipo