El Deportivo de La Coruña firma un lujo de partido ante el Levante

El equipo coruñés sale de los puestos de descenso 17 jornadas después tras sumar su cuarto triunfo consecutivo


El Deportivo es la imagen viva de los efectos terapéuticos que tiene un buen estado de ánimo. El equipo coruñés cuajó 45 minutos fantásticos y luego gestionó de manera perfecta su renta ante un triste Levante, al que no dio opciones y de quien aprovechó todas las facilidades para demostrar por qué es el equipo más vivo en la lucha por la permanencia. Los de Fernando Vázquez firmaron quizás su mejor partido de la temporada, además lejos de Riazor, con cuatro bonitos goles de Valerón, Pizzi, Nélson Oliveira y Bruno Gama, que refuerzan la cruzada por el milagro: cuarto triunfo consecutivo para el Dépor, que sale del descenso 17 jornadas después, cuarta jornada anotando al menos 3 goles, resucita Nélson... El sueño toma cada vez más cuerpo después de un partido en el que el Dépor fue muy superior e incluso se permitió el lujo de bajar el ritmo en los últimos 20 minutos.

El Dépor fue un primor en el acto de apertura. Aprovechó el estado hipoteso del Levante, muy venido a menos en las últimos semanas, justificando por qué ha sumado tan sólo 7 de 30 puntos en liza. El coruñés parecía el conjunto despreocupado y sin ataduras en la clasificación, relajado ante la poca presión del rival, gustándose en su momento dulce de juego encabezado por un Valerón en rejuvenecido estado de gracia. El Dépor se encontró un rival blando y el resto lo hizo la inercia positiva de un grupo lanzado y el acierto casi máximo ante Munúa. Le vino de perlas al Dépor que el Levante le cediera la iniciativa porque a la contra Acquafresca no es Martins y faltaba el último pase de Míchel para superar a la zaga deportivista, más adelantada que de costumbre.

A los 11 minutos, Manuel Pablo centraba un par de veces por la derecha, y a la segunda Valerón engatilló como un delantero para abrir el marcador. El Dépor jugaba muy cómodo y trenzaba una y otra vez en su zona de tres cuartos, ante un Levante que quiso esperar pero se olvidó de presionar, dejando aire y tiempo para pensar a los cerebros blanquiazules. El gol agudizó los síntomas del partido: una mala estrategia del Levante propició la contra del Dépor, guiada a la perfección por Bruno Gama y finalizada con categoría por Pizzi. El Levante estaba a merced de un equipo de recobrada confianza y al que le tendieron un manto de bienvenida en Valencia.

Silvio, Pizzi y Nélson Oliveira estuvieron cerca de ampliar la cuenta en contínuas llegadas de un Dépor suelto, preciso e incisivo como pocas veces antes en esta Liga. Fue todo antes del 0-3, que llegó al borde de la media hora de juego. Valerón inició en la media punta, Bruno Gama percutió y el balón cayó a Nélson Oliveira, que sorprendió con un chut de zurda desde la frontal para anotar su tercer gol en Liga. El delantero portugués, en el foco por su titularidad ante la baja de Riki, ofreció ante el Levante los destellos aislados de gran delantero que convierten en decepción el total de su temporada.

El Levante era un guiñapo. Su entrenador retiró a Diop poco después del 0-3 para dar entrada a Míchel. Pero ni así creó peligro el equipo valenciano, que no probó a Aranzubía en toda la pimera parte. Al Dépor sólo le creó un disgusto la retirada de Abel Aguilar, tocado. Nada más reanudarse el juego, caía Marchena, que dejaba su sitio a Zé Castro. El Levante quiso competir y guiado por Míchel creó cierto peligro en los primeros minutos de la reanudación. Acquafresca rozó el fuera de juego cuando se quedó solo ante Aranzubía, que hizo su primera parada a los 50 minutos a un tiro de Barkero.

Lució el riojano ante las más claras llegadas de Roger y Juanlu, mientras el Deportivo vivía de rentas. Dosificó fuerzas porque jugadores como Nélson Oliveira estaban ya al límite a la hora de juego, y aún así la ocasión más clara y el gol del segundo tiempo fueron suyos: una contra diáfana en la que Pizzi no dio el mejor pase a Bruno Gama, quien estrelló su disparo en Munúa. El Dépor vivió 20 minutos finales de puro trámite en el Ciutat de Valencia culminados por el cuarto gol de Bruno Gama, algo insospechado para un equipo que ha sumado en un mes más triunfos que en toda la temporada y que sigue lanzada persiguiendo lo que era una quimera.

0 - Levante: Munúa, Lell, Ballesteros, Navarro, Juanfran, Diop (Michel, m.32), Iborra, Pedro Ríos, Barkero (Juanlu, m.70), Rubén (Roger, m.58) y Acquafresca.

4 - Deportivo: Aranzubía, Manuel Pablo, Aythami, Marchena (Zé Castro, m.50), Silvio, Abel Aguilar (Álex Bergantiños, m.42), Juan Domínguez, Bruno Gama, Pizzi, Valerón y Nélson Oliveira (Salomão, m.79).

Goles: 0-1, m.12: Valerón. 0-2, m.20: Pizzi. 0-3, m.28: Nelson Oliveira. 0-4, m.93+: Bruno Gama.

Árbitro: Estrada Fernández (Colegio Catalán). Mostró tarjeta amarilla a los locales Juanfran e Iborra y al visitante Bruno Gama y Aythami.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
75 votos

El Deportivo de La Coruña firma un lujo de partido ante el Levante