Canciones que no entienden de modas

Pase el tiempo que pase, hay melodías que son himnos y que siempre suenan en los altavoces como el primer día


Redacción

Cada año, por estas fechas estivales, una melodía atronadora torpedea a diario nuestros oídos. Y no, no estamos hablando de la canción del verano. Si no más bien, de la pregunta sin respuesta unificada y clara sobre cuál debe ser elegida como icono de los meses de junio, julio y agosto. Himno de discotecas, chiringuitos y coches, con su estribillo fácil de aprender, su sencilla coreografía y su ritmo se convierte en la bandera de la estación pero, con el paso del tiempo, termina, con suerte, en el baúl de los recuerdos u olvidada en algún reproductor musical según la época. Que se lo pregunten si no a alguna canción de Georgie Dann así como a La bomba, Aserejé o La Mayonesa.

Sin embargo, hay melodías que perduran al paso del tiempo. Da igual que haya sido uno, cinco, diez o veinte años, suene hoy o mañana tiene asegurado un coro de fondo y un repiqueteo de uñas sobre la mesa. Son esas canciones que forman partes de discos universales que se vendieron en su momento como churros y que, hoy por hoy, lo siguen haciendo y acumulan más de 20 millones de copias a sus espaldas, sinónimo en la actualidad de más de 500 millones de reproducciones en YouTube. Los discos más vendidos de la historia pueden ser el mejor regalo para cualquier fanático de la música. Sea un simple aficionado o un coleccionista, en El Corte Inglés cuentan con esos trabajos que no pueden faltar en ningún repertorio que se precie de un apasionado de la música.

«Thriller» de Michael Jackson

Publicado en 1982, ganó nada más ni nada menos que ocho premios Grammy. Con unas ventas estimadas en unas 65 millones de copias es el álbum más vendido en todo el mundo, y tres décadas después, los críticos siguen alabando a un trabajo formado de éxito tras éxito. Beat it, Billie Jean, The Girl Is Mine y la aclamada Thriller, la transformación en arte del video musical. Tal fue el impacto, que la MTV en Estados Unidos transmitía el vídeo del rey del pop dos veces cada hora.

«The Dark Side of the Moon» de Pink Floyd

Es el segundo álbum más vendido de todos los tiempos. A pesar de que sólo permaneció una semana en el primer puesto de las listas estadounidenses, persistió en la lista Billboard 200 durante, nada más ni nada menos, 811 semanas, es decir, más de 15 años, siendo el trabajo que más tiempo ha permanecido en las listas de la historia. ¿Las razones? Himno tras himno con Money y Us and Them/Time como máximos exponentes.

«The Studio Albums» de The Eagles

¿Quién dijo que una recopilación no era sinónimo de éxito? Posiblemente, si alguien lo ha dicho se estará tirando de los pelos con este ejemplo. The Eagles ocupa el tercer puesto del escalafón con un trabajo que llegaba después de su separación en 1980 y su regreso en 1994. El grupo es el número 75 en la lista de los 100 mayores artistas de todos los tiempos. Sus números lo corroboran.

«Back in Black» de AC/DC

El éxito del séptimo disco de la banda australiana -el que más vendido de todos, con más de 50 millones de copias- disparó las ventas de todos los discos anteriores, desatando el fervor popular por el grupo. Shoot to Thrill, Hells Bells, You Shook Me All Night Long y Back in Black, un auténtico himno y que hasta los más pequeños son capaces de identificar, son algunas de las perlas de este trabajo.

«Saturday Night Fever» de Bee Gees

Quince veces disco de platino solo en Estados Unidos, la banda sonora de Saturday Night Fever, protagonizada por un joven John Travolta, revolucionó a la música en 1977. Y los Bee Gees, uno de los grupos más exitosos en la historia, nos dejó la melodía del baile más recordado del séptimo arte con la canción Stayin? Alive.

«Led Zeppelin IV» de Led Zeppelin

Que si Zoso, Runes, Four Symbols, Four, Sticks o incluso Unnamed, muchos fueron los sobrenombres que le dieron al cuarto disco de Led Zeppelin, que solo en un par de semanas vendió quince millones de copias. Sin duda, su canción más destacada y laureada es Stairway to Heaven.

«Rumours» de Fleetwood Mac

Aunque no cosechó muy buenas críticas en la prensa especializada, las alabanzas llegaron en el aparato de la producción y las armonías. Con un Grammy a sus espaldas, el disco más exitoso de Fleetwood Mac dejó para la historia canciones como Go Your Own Way, Don?t Stop, Dreams o You Make Loving Fun.

B.S.O. «El Guardaespaldas»

Con una película de éxito, siempre es más fácil que su repertorio musical arrase en las listas de ventas. El mejor ejemplo es El Guardaespaldas. Su banda sonora se convirtió en la banda sonora más vendida de todos los tiempos. Disco de Diamante solo en Estados Unidos, a nivel mundial alcanzó 42 millones de copias vendidas. Y es que solo la mítica canción de Whitney Houston, I Will Always Love You vendió más de 12 millones de unidades en el mundo.

«Sgt Pepper's Loney Harts Club Band» de The Beatles

El octavo disco de los cuatro magníficos de Liverpool es considerado por la crítica como una de sus mejores trabajos y uno de los más influyentes de la música. Alejado del pop rock convencional de la época, este álbum de The Beatles destacó por sus baladas y su música psicodélica como Lucy in the Sky with Diamonds.

«The Woman in Me» y «Come on Over» de Shania Twain

Veinte y cuarenta millones de copias, respectivamente. Los dos discos más exitosos de Shania Twain la colocan como broche del top ten de más vendidos. The Woman in Me le valió un Grammy en la categoría Mejor Álbum Country, mientras que Come on Over la convirtió en la artista femenina que más ha venido y dejó para la historia el mítico himno de Man! I Feel Like a Woman!.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Canciones que no entienden de modas