Semana de la Alta Costura en París

Grandes firmas consagradas, como Chanel o Dior, presentan sus propuestas para la temporada otoño-invierno.


París inauguró hoy la Semana de la Alta Costura con los desfiles de grandes firmas consagradas, como Chanel o Dior, que durante estos días presentarán, junto con nuevos diseñadores, sus propuestas para la temporada otoño-invierno 2011-12.

Los desfiles, que duran tres días, abrieron la jornada con Anne Valérie Hash, que presentó una colección minimalista, declinada sobre todo en blanco y negro. Para la noche, la firma propone elegantes chaquetas smoking, acompañadas con estrechos pantalones negros o trajes pantalón descubiertos de un hombro, en suntuosas sedas, así como sensuales y delicadas blusas en tonos durazno y rosa viejo.

Las creaciones presentadas por el modista francés Christophe Josse fueron ligeras y delicadas, ultrafemeninas. «Las mujeres de hoy no quieren llevar una armadura, que pesa una tonelada», explicó Josse tras su desfile, señalando que los trajes deben ser glamourosos pero fáciles de vestir.

La joven Bouchra Jarrar, que trabajó varios años para la casa Balenciaga, donde aprendió que la elegancia radica sobre todo en el corte impecable, optó por el azul, el negro y el gris, en ceñidos vestidos, escotados por la espalda, y chaquetas y abrigos asimétricos.

La colección de Dior, presentada el lunes en el Museo Rodin, fue la primera desde 1997 no diseñada por Galliano,el modista británico de 50 años quien, enjuiciado en Francia por insultos antisemitas proferidos en un bar parisino, está a la espera de la sentencia. Durante estos cuatro meses de vacío en Dior, son las llamadas «petites mains» (pequeñas manos), es decir el equipo de costureros de la casa, quienes han elaborado la colección de Alta Costura de la firma. Ellas terminaron la última colección creada por Galliano, que fue presentada en febrero, pocos días después de las declaraciones del modista que provocaron su despido y le hicieron perder su propia firma. Esta temporada, Dior propuso faldas muy anchas, acompañando chaquetas con dibujos geométricos o con muchos revuelos, similares a capullos de flores, en colores pálidos, o anémonas marinas. La casa también presentó faldas ceñidas en forma de tubo, acompañando voluminosas chaquetas, en forma de flores. Los vestidos largos eran ligeros, voluptuosos, algunos de ellos también con formas geométricas, con revuelos y tules, en colores ocre o azules y verdes marinos, con anchas mangas en forma de alas.

Otro de los desfiles más esperados esta temporada es el del italiano Giorgio Armani, que diseñó el espléndido vestido de boda de la princesa Charlene de Mónaco para su enlace religioso con Alberto II, el pasado sábado. El elegante traje, bordado con 40.000 piedras Svaroski, madreperlas e hilos de oro, ha abierto el apetito por ver más creaciones de Armani para su línea de Alta Costura, que en Francia es una denominación jurídicamente protegida que responde a un cierto número de criterios, entre ellos que las prendas sean realizadas todas a mano y que sean piezas únicas hechas a medida.

Otros miembros de ese exclusivo club que desfilan durante estos tres días son los franceses Chanel, Jean Paul Gaultier y Givenchy, el italiano Valentino, y los libaneses Elie Saab y Rabih Kayrouz.

El desfile del joven Maxime Simoëns también provoca expectación en la capital francesa, que, con tan sólo 26 años, se ha convertido en el preferido de varias redactoras de moda francesas por sus creaciones vanguardistas, así como Alexandre Vauthier, de 39 años, cuyos diseños glamourosos son demandados por famosos cantantes, como la estadounidense Rihanna.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Semana de la Alta Costura en París