Los años dorados de España en Eurovisión

Hubo un tiempo en el que los eurofans no existían tal y como hoy, pero que los cantantes que acudían como representantes de España al festival siempre terminaban entres los primeros puestos. Recordamos a varios que algunos habrán olvidado ya hasta que fueron eurovisivos, pero volvieron con un triunfo, o casi, bajo el brazo. Sigue aquí toda la actualidad del festival de Eurovisión

Todas las canciones de la historia de España en Eurovisión Participó por primera vez en 1961, con el debut de Conchita Bautista. Sigue toda aquí toda la actualidad de la final de Eurovisión 2018

Redacción / La Voz

España no siempre ha terminado en los últimos puestos de Eurovisión, como ha ocurrido en años recientes. Hubo un tiempo en el que los representantes que acudían al festival más famosos de Europa lo hacían casi con garantía de éxito. Siempre volvían con un honroso puesto, sino de los primeros en el top ten. Qué se torció exactamente para que España lleve ya algunas décadas quedando a la cola eurovisiva es algo muy difícil de explicar, porque no hay un único factor, pero lo que está claro es que otros países, más allá del mítico voto entre amigos y vecinos, aciertan más con los artistas y las canciones que eligen para representar a su país. A continuación recordamos algunos de los artistas que lograron volver con un digno puesto a España (y algunos de ellos probablemente algunos ni recordarán que hubo un tiempo en el que fueron carne de Eurovisión. Ellos terminaron entre los diez primeros. Si hace años a España no le costaba colarse año tras año entre los primeros de Eurovisión, en las últimas décadas no ha vuelto a repetir tales posiciones. Y España solo ha logrado ganar en dos ocasiones Eurovisión, allá por la década de los 60, con Massiel y Salomé. 

Década de los 60 

Conchita Bautista, año 1961 

España se estrenó en Eurovisión en el año 1961 de la mano de Conchita Bautista y la canción Estando contigo con la que logró colarse en el puesto número 9 del festival.

Raphael, años 1966 y 1967

Raphael acudió por primera vez a Eurovisión en el año 1966 con un clásico de su discografía: Yo soy aquel. Logró quedar en el puesto número siete. Y al año siguiente regresó con Hablemos de amor, y mejoró su propia marca, ascendiendo a la posición número seis.

Massiel, año 1968

España ya apuntaba maneras en sus primeras participaciones en Eurovisión, pero no fue hasta que Massiel, casi de rebote tras la negativa de Joan Manuel Serrat de cantar el La, la, la en castellano y no en catalán, cuando logró traer al país el primer triunfo eurovisivo. Anécdotas con el famoso vestido a parte, Massiel fue la primera española en ganar Eurovisión

 Salomé, año 1969

El caso es que aunque cueste creerlo en nuestros días, Salomé revivió la gloria eurovisiva solo un año después, en 1969 con Vivo cantando. El mérito de Salomé es que además de cantar y ganar Eurovisión, logró moverse (y mover los 14 kilos que pesaba el traje). Y aún sí, el diseño de Pertegaz de porcelana azul, se movió al rito de Vivo cantando. Costó un millón y medio de pesetas, toda una fortuna para aquellos tiempos. 

Década de los 70

Julio Iglesias, año 1970

Sí, aunque cueste creerlo un jovencísimo Julio Iglesias fue a Eurovisión con Gwendolyne. Y quedó en el cuarto puesto abriendo una década en la que España solo se quedó fuera del top ten en 1976.

Karina, año 1971

Las canciones que España elegía para acudir a Eurovisión forman parte hoy del imaginario colectivo de varias generaciones, porque se convirtieron en grandes éxitos de la época. Otro ejemplo de ello fue Karina, que con En un mundo nuevo quedó de segunda. 

Jaime Morey, año 1972

Jaime Morey acudió con Amanece, probablemente una de las canciones eurovisivas menos recordadas de esa década y quedó en el puesto 10.

Mocedades, año 1973

El grupo Mocedades representó a España en Eurovisión en el año 1973 y lograron quedar segundos con Eres tú, otro auténtico himno. 

Peret, año 1974

Sí, al igual que pasó con Julio Iglesias, Peret, el rey de la rumba catalana, también acudió a Eurovisón. Peret fue con Canta y sé feliz en el año 1974 y quedó décimo. 

Sergio y Estíbaliz, año 1975

Ya como dúo, Sergio y Estíbaliz, de Mocedades, regresaron con Tú volverás a Eurovisión en el 1975 y quedaron también décimos. 

Micky, año 1976

Enséñame a cantar no será muy conocida por los millenians, pero también fue canción eurovisiva en el año 1997, de la mano de Micky, que logró un meritorio 19 puesto. 

José Vélez, año 1978

Bailemos un vals también representó a España en Eurovisión, en el año 1978 en plena Transición, quedando en el noveno puesto. 

Betty Missiego, año 1979

Betty Missiego acudió en el año 1969 con un tema titulado Su canción, que solo varía en una letra a la de Alfred y Amaia. Y logró quedar en segunda posición. 

Década de los 80

Lucía, año 1982

¿Y quién es Lucía? Pues su verdadero nombre es María Isabel Lineros Rodríguez y nació en Sevilla y durante la década de los 80 fue muy famosa, pero su estela se comenzó a apagar a finales de esos años para desaparecer casi por completo del panorama musical. Su canción, Él, tampoco es de las más recordada aunque quedó en un décimo puesto. 

Bravo, año 1984

El grupo Bravo representó a España en el año 1984 con Lady, lady y quedaron de terceros. 

Cadillac, año 1986

Otra banda musical, en este caso Cadillac, representaron a España con Valentino en plena explosión de la movida madrileña y lograron ser décimos. 

Nina, año 1989

Nina, sí Nina la de las primeras ediciones de Operación Triunfo también representó a España en Eurovisión. Fue en el año 1989 con la canción Nacida para amar y quedó sexta. 

Década de los 90

Azúcar Moreno, año 1990

Toñi y Encarna Salazar representaron a España en el año 1990 con Bandido, que ese verano se convirtió en una de las canciones del verano. ADemás quedaron en quinto puesto. 

Sergio Dalma, año 1991

Sergio Dalma quedó cuarto con su Bailar pegados, una pegadiza canción que también, es imposible negarlo, todos hemos tarareado alguna vez. 

Anabel Conde, año 1995

Anabel Conde rozó la gloria en el año 1995 con Vuelve conmigo, una balada con la que quedó en segundo puesto en Eurovisión, que es además la mejor posición en la que ha quedado el país desde ese año (y han pasado ya 23 años que no es poco). 

Marcos Llunas, año 1997

Marcos Llunas contaba con el aval de ser el hijo de Dyango, un famoso cantante en la década de los 60 y 70. Y no le fue mal. Con Sin rencor logró un meritorio sexto puesto. 

Década de los 2000

David Civera, año 2001

David Civera representó a España en el año 2001 con Dile que la quiero y volviendo a tirar de estadísticas ninguno de los que ha ido desde entonces ha logrado mejorar su sexto puesto. 

Rosa López, año 2002

Todo el mundo puso su empeño en lograr que Rosa y los compañeros de Operación Triunfo que la acompañaron como coro volviese a colocar a España entre los primeros puestos de la final de Eurovisión, pero hubo que conformarse con quedar séptimos con su Europe's living a celebration.  

Beth Rodergas, año 2003

Otra triunfita volvió a Eurovisión un año después, en este caso Beth Rodergas, tercera finalista, que cantó Dime y logró un octavo puesto. 

Ramón del Castillo, año 2004

No se sabe muy bien qué ha sido de Ramón del Castillo, que en el año 2004, tras su paso por la academia de Operación Triunfo, también acudió a Eurovisión con la canción Para llenarme de ti, quedando en el décimo puesto. 

Década de los 2010

Pastora Soler, año 2012

El paso de los representantes españoles por el festival de Eurovisión en los últimos quince años es casi para olvidar en general. Muchas veces, las opciones elegidas por España han quedado de últimas, no se sabe muy bien si por el aumento de la competencia (que es un hecho) o por la falta de tino con los cantantes y las canciones que se envían. El caso es que las mejores posiciones han sido la de Pastora Soler, con Quédate conmigo, que fue décima. 

Ruth Lorenzo, año 2014

En ocasiones, las anécdotas sobre el vestuario o por el idioma escogido con la canción han eclipsado un tanto la promoción de los representantes de España en Eurovisión, como le ocurrió a Ruth Lorenzo, que en el 2014 quedó también décima con Dancing in the rain. Tras el primer ensayo con la puesta escena en el escenario de Copenhague, se desataron las críticas contra su vestido, diseñado por la afamada firma de moda Anmargo. Se trataba de vestido de fiesta escotado y de lentejuelas, «cosidas de dos en dos y de tres en tres, lo que aporta un efecto tridimensional a la pieza». Además contaba con una cola de dos metros y la cantante había pedido a la diseñadora que se inspirase en el que llevaba Marilyn Monroe cuando cantó el Happy Birthday a Kennedy. Pero los apliques en negro no convencieron y Ruth Lorenzo y su equipo reaccionaron casi de manera automática compraron un vestido para la gran final. El nuevo vestido era de la firma Karim Design, y similar al anterior, de corte sirena y con «encaje de paillettes en color plata sobre una base en tono rosa nude». Además llevaba aplicaciones de perla y cristal en el escote. Eso, sí, este cambio no sentó nada bien a Ana Martín, de Anmargo, que mostró su enfado: «Creo que no es justo, que no es verdad, al final las piezas más importantes del vestido han tenido la culpa, tenían que brillar y no brillaban, pero con la luz con entrada por la parte trasera, nunca podían brillar, ni con espejo», decía en aquel momento la diseñadora. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los años dorados de España en Eurovisión