Silvia Jato: «Con Mariló había más política»

La presentadora de Lugo confiesa que le gustaría estar al frente de un informativo, su reto pendiente


madrid / colpisa

A Silvia Jato (Lugo, 1971) solo le falta en su currículo televisivo presentar un informativo. Después de más de 25 años delante de los focos, ha conducido espacios de entretenimiento, concursos y hasta galas en Telecinco, Cuatro, Antena 3 o TVG. Ahora regresa para hacerse cargo de La Mañana de TVE en sustitución de María Casado. El pasado verano ya lo había hecho con Mariló Montero.

-¿Es fácil subirse en marcha a este tren?

-Es muy complicado, tienes mucha responsabilidad y creo que es de las cosas más difíciles para un presentador. Son trenes que ya llevan su ritmo, que tienen su manera de trabajo y llegar en poco tiempo y hacerlo de una manera diferente no es sencillo. Hay que adaptarse y defenderlo a capa y espada. Pero en este caso estoy contenta, sé cómo trabaja este equipo porque ya lo conocía.

-El primer día ya se enfrentó a varios casos difíciles, como el de Juana Rivas.

-Pero nada supera a lo del año pasado, fue tremendo. Estábamos entre el «no Gobierno» o «sí Gobierno», la desaparición de Diana Quer, las Olimpiadas, el terremoto de Italia, el atentado yihadista de Niza. Siempre he tenido un puntito de inconsciencia y creo que es lo que me ayuda a seguir.

-¿La dirección le ha dejado hacer cambios?

-Estás haciendo una sustitución y es complicado, no eres tampoco un ser invisible, pero es difícil. En verano unos van y otros entran y el programa no se va a adaptar a ti.

-En el 2016 tomó el testigo de Mariló Montero y ahora el de María Casado. ¿Son estilos distintos?

-Con Mariló se tocaban otros temas en la mesa de actualidad, más política, y ahora esos temas se tocan más en Los Desayunos. También hay más corazón en esta nueva etapa. Hay diferencias, por supuesto.

-¿Le cuesta ser imparcial a la hora de dar una información?

-Estoy intentando mantenerme en la imparcialidad porque es mi cometido, pero no es fácil callarte tus opiniones, sobre todo en un caso como el de Juana Rivas. Lo que no da lugar a dudas es que hay que defender a las mujeres que sufren el maltrato y estar a favor del bienestar de los niños. Pero tampoco te puedes meter en esos procesos, porque no sabes, no eres quién para ello. En ese sentido hay que apoyarse en los tertulianos de la mesa, un presentador se debe limitar a conducir.

-Lleva más de dos décadas en la tele. Solo le falta presentar un informativo.

- (Risas) Eso lo dije una vez de broma, pero es cierto que es lo único que me queda por hacer en televisión. Me encantaría, te lo digo de verdad, pero claro, esa decisión no está a mi alcance.

Votación
7 votos
Comentarios

Silvia Jato: «Con Mariló había más política»