España, última en Eurovisión 2017

C. Barbería

TELEVISIÓN

Portugal gana con «Amar Pelos Dois», interpretada por Salvador Sobral, una edición que contó con una inesperada sorpresa durante la actuación de la ganadora del año pasado: un espontáneo, con una bandera australiana atada al cuello, con el culo al aire

14 may 2017 . Actualizado a las 13:50 h.

La actuación del polémico Manel Navarro no decepcionó en la 62º edición de Eurovisión: hizo honor a sus críticos dejando a España en la última posición de un ránking que lideró con holgura, desde que comenzaron las votaciones, el portugués Salvador Sobral. Solo el respaldo del público salvó al español de no volver a casa con otro «Spain 0 points». A pesar de su colorista puesta en escena, la interpretación de su Do it for your lover rozó el ridículo. Con un escenario surfero cuya intención era contagiar el sol y la frescura de España, Manel Navarro decidió enfundarse en una camisa hawaiana y saludar con el meñique y el pulgar extendido. Su actuación, justa y muy coja de afinación, no tardó en convertirse en un clásico de los memes:

El gallo de Manel Navarro ya forma parte de los anales de Eurovisión. Y mientras la organización de Eurovisión 2017 hacía tiempo para esperar a cerrar las votaciones de los espectadores, se le coló la imagen de la noche: un australiano que seguía la gala en directo saltó al escenario y dedicó un primer plano de sus posaderas, en un calvo para la historia del certamen: 

Así fue la noche

La primera y muy desafinada actuación corrió a cargo del israelí IMRI. Le siguió Kasia, embajadora de Polonia y, a continuación, Navi Band, de Bielorrusia que, por primera en la historia del festival, cantó en su idioma. Nathan Trent defendió con solidez a Austria con Running On Air en cuarto lugar y, en quinto, tomó el micrófono Artsvik para hacer lo propio por Armenia, país que, excepto en el 2013 y el 2015, siempre estuvo en el top ten.