Frank Underwood también compite por la Casa Blanca

Los trece episodios de la cuarta temporada de «House of Cards» se estrenan el sábado en España


redacción / la voz

«Yo creo que Estados Unidos se merece a Frank Underwood. Y, en el fondo..., saben que tengo razón». El hombre con menos escrúpulos de la política televisiva irrumpe en mitad de la carrera por la presidencia de Estados Unidos con el oportuno estreno de la cuarta temporada de House of Cards, que mañana estrena su cuarta temporada en Netflix. En España, donde también aterriza en medio del revuelo político del debate de investidura, no se estrenará hasta el sábado y será, en este caso, en Movistar+.

Los trece episodios se estrenarán a la vez para hacer posible la costumbre, cada vez más arraigada, del «atracón» televisivo que constituye la seña de identidad de las series de Netflix.

En su cuarta temporada, Underwood se presenta a la reelección para la presidencia de Estados Unidos con los mismos atributos y principios morales que lo han convertido en uno de los desalmados más populares de la televisión y que no le han impedido asesinar para preservar su carrera y alcanzar el poder. Pero mientras compite por el despacho oval, el dúo maquiavélico que había establecido con su mujer se tambalea. Esta se ha marchado y Underwood, que mantiene las apariencias en público, teme que quien hasta ahora era su principal aliada pueda ahora convertirse en su mayor enemiga.

Antes de su estreno, House of Cards puso en marcha su propia campaña para conseguir el favor del público. Además de colocar hace unas semanas un stand entre precandidatos reales en su estado, Carolina del Sur, también se instaló un retrato del personaje en la National Portrait Gallery del Museo Smithsonian, en Washington, entre la colección de pinturas presidenciales.

Hace unos días, Kevin Spacey tuvo que responder a la pregunta de quién ganaría si su personaje se enfrentara en un debate con el aspirante real Donald Trump. «No llegaría al debate. De camino habría un terrible accidente, terrible y muy triste», señaló con ironía Spacey, que ganó un Globo de Oro al mejor actor de drama por este papel. Robin Wright, que encarna a su mujer, también ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de drama por esta serie, que también tiene tres Emmy y que ha renovado por un quinta temporada. Pero la que mañana se estrena en Netflix será la última temporada con su creador, Beau Willimon. Los actores Neve Campbell y Joel Kinnaman son las nuevas incorporaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Frank Underwood también compite por la Casa Blanca