Un Chicote fuera de su papel

El éxito del chef como personaje televisivo radica en la espontaneidad y el exabrupto imprevisible, pero esa chispa desaparece dentro de un esmóquin y un papel serio


Decía Alfred Hitchcock que Julie Andrews era la nota discordante en el suspense de su película Cortina rasgada, porque cada vez que aparecía en pantalla todo el mundo esperaba que empezase a cantar. A La Sexta le ocurre algo parecido con Alberto Chicote. El éxito del chef como personaje televisivo radica en la espontaneidad y el exabrupto imprevisible, pero esa chispa desaparece dentro de un esmóquin y un papel serio. Su compañera Andrea Ropero resolvió el trámite, pero el menú de la cadena quedó soso en su conjunto en un intento por echar una mano a subir la audiencia de Antena 3.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un Chicote fuera de su papel