¿Hay «tongo» en «La Voz» de Telecinco?

Mónica Pérez
M. Pérez A CORUÑA / LA VOZ

TELEVISIÓN

Carmen Rigalt siembra la polémica al insinuar en una de sus columnas publicada en «El Mundo» que el programa presentado por Jesús Vázquez está amañado. Considera que muestra una actitud de favoritismo hacia Jorge, el exconcursante de Operación Triunfo que este miércoles pasó a la final representando al equipo de Rosario Flores

15 dic 2012 . Actualizado a las 00:28 h.

La Voz, el exitoso programa de talentos musicales de la noche de los miércoles de Telecinco, celebró ayer su semifinal, en la que público y coaches eligieron a los cuatro concursantes finalistas que se batirán en duelo el próximo 19 de diciembre para convertirse en la gran Voz del programa. Desde que echó a andar, La Voz ha ido saltando de polémica en polémica, en su mayoría, relacionadas con el trato poco objetivo por parte de la dirección y los coaches hacia sus pupilos.

Si Ruimán, el concursante invidente que anunció en directo durante la gala que abandonaba La Voz porque se sentía discriminado por el programa y su coach Melendi, abrió la caja de los truenos con el plantón que le dió a Telecinco, Saray Abellán y Emmanuelle tomaron su revelo y echaron más leña al fuego. La primera, hija del periodista Jose Antonio Abellán, fue tachada de insolente y altiva después de unas supuestas y amenazantes declaraciones a David Bisbal el día de su expulsión en la que la joven le insinuaba al coach de La Voz que «no sabía quién era su padre» y que finalmente resultaron ser falsas. El segundo ya se convirtió en el blanco de las críticas de los seguidores de La Voz nada más poner un pie en el escenario, cuando Rosario Flores reconoció de espaldas su voz y lo eligió como integrante de su equipo, a pesar -o tal vez, tal y como muchos aseguran, por ese mismo motivo- de la amistad que les unía desde hace años. Incluso en la gala de este miércoles, Lolita Flores, invitada por el concurso para cantar a dúo con su hermana, acompañadas por una grabación de la voz de su madre, bromeó con los ataques por su favoritismo a la pequeña de las Flores. Lolita aseguró que si fuese concursante no se iría con Rosario, porque la tacharían de amiguismo y favoritismo por la raza gitana que comparten. Y es por estos tiros por donde se dirige la nueva polémica de La Voz, avivada por la periodista Carmen Rigalt.

Rigalt sembró la duda sobre un posible «tongo» en el concurso después de publicar en su columna de El Mundo acusaciones veladas en las que insinuaba que el programa de Telecinco podría estar amañado. Según publica Vertele.com, un portal especializado en televisión que se puso contacto con ella para aclarar el tema, la periodista explicó que le sorprendía «que pasase Jorge cuando hay auténticos monstruos que se quedan en el camino». La periodista no ocultó sus preferencias por Maika, la concursante más rockera de La Voz. «Por mucho que decida el público, espero que gane al final», reconoció. También intentó restarle importancia la término «tongo» y explicó que «no tenía pruebas, pero sí indicios» de que era «raro» que Jorge, el concursante de raza gitana, pasase a la final. Y amenazó con destapar el posible engaño.