¿Hay «tongo» en «La Voz» de Telecinco?

Carmen Rigalt siembra la polémica al insinuar en una de sus columnas publicada en «El Mundo» que el programa presentado por Jesús Vázquez está amañado. Considera que muestra una actitud de favoritismo hacia Jorge, el exconcursante de Operación Triunfo que este miércoles pasó a la final representando al equipo de Rosario Flores


A Coruña / La Voz

La Voz, el exitoso programa de talentos musicales de la noche de los miércoles de Telecinco, celebró ayer su semifinal, en la que público y coaches eligieron a los cuatro concursantes finalistas que se batirán en duelo el próximo 19 de diciembre para convertirse en la gran Voz del programa. Desde que echó a andar, La Voz ha ido saltando de polémica en polémica, en su mayoría, relacionadas con el trato poco objetivo por parte de la dirección y los coaches hacia sus pupilos.

Si Ruimán, el concursante invidente que anunció en directo durante la gala que abandonaba La Voz porque se sentía discriminado por el programa y su coach Melendi, abrió la caja de los truenos con el plantón que le dió a Telecinco, Saray Abellán y Emmanuelle tomaron su revelo y echaron más leña al fuego. La primera, hija del periodista Jose Antonio Abellán, fue tachada de insolente y altiva después de unas supuestas y amenazantes declaraciones a David Bisbal el día de su expulsión en la que la joven le insinuaba al coach de La Voz que «no sabía quién era su padre» y que finalmente resultaron ser falsas. El segundo ya se convirtió en el blanco de las críticas de los seguidores de La Voz nada más poner un pie en el escenario, cuando Rosario Flores reconoció de espaldas su voz y lo eligió como integrante de su equipo, a pesar -o tal vez, tal y como muchos aseguran, por ese mismo motivo- de la amistad que les unía desde hace años. Incluso en la gala de este miércoles, Lolita Flores, invitada por el concurso para cantar a dúo con su hermana, acompañadas por una grabación de la voz de su madre, bromeó con los ataques por su favoritismo a la pequeña de las Flores. Lolita aseguró que si fuese concursante no se iría con Rosario, porque la tacharían de amiguismo y favoritismo por la raza gitana que comparten. Y es por estos tiros por donde se dirige la nueva polémica de La Voz, avivada por la periodista Carmen Rigalt.

Rigalt sembró la duda sobre un posible «tongo» en el concurso después de publicar en su columna de El Mundo acusaciones veladas en las que insinuaba que el programa de Telecinco podría estar amañado. Según publica Vertele.com, un portal especializado en televisión que se puso contacto con ella para aclarar el tema, la periodista explicó que le sorprendía «que pasase Jorge cuando hay auténticos monstruos que se quedan en el camino». La periodista no ocultó sus preferencias por Maika, la concursante más rockera de La Voz. «Por mucho que decida el público, espero que gane al final», reconoció. También intentó restarle importancia la término «tongo» y explicó que «no tenía pruebas, pero sí indicios» de que era «raro» que Jorge, el concursante de raza gitana, pasase a la final. Y amenazó con destapar el posible engaño.

Cuatro finalistas en La Voz con perfiles muy distintos

Sea como sea, Jorge ha pasado a la final, donde comparte escenario con Rafa, el concursante heavy, Maika y Pau, el más veterano de esta primera edición de La Voz. Los cuatro lucharán en la última gala del concurso de Telecinco por hacerse con el primer puesto y obtener la victoria.

Durante la noche del miércoles, la gala de semifinales de La Voz congregó a más de cinco millones de telespectadores obteniendo un 35,7 % de cuota de pantalla. Los fans no quisieron perderse los duelos entre los ocho concursantes, las actuaciones de Leona Lewis, Alejandro Sanz y Carly Rae Jepsen y las complicadas elecciones de los coaches, de los cuales, solamente se «mojó» David Bisbal.

Los cuatro finalistas de La Voz tienen perfiles muy diferentes bastante alejados de los habituales en este tipo de talent show, en los que (salvo excepciones como la de Susan Boyle) suelen pesar mucho el físico e incluso la edad. Maika, del equipo de Melendi, harta de que la juzgasen por su físico en los cástings llegó a La Voz muy desencantada. Había dejado de acudir a las audiciones y sus amigos y familiares la convencieron para que se presentase a La Voz ya que los jueces estaban de espaldas. Con una voz grave -«Hay gente que duda de si soy un chico o una chica»-, la catalana ha conseguido hacerse con un preciado hueco en la final del programa y cuenta con un gran número de incondicionales.

Pau, con 60 años, se mostraba optimista en las pruebas «este no es mi último tren, porque nunca sabes lo que te puede deparar la vida». Y no se equivocaba, gala a gala se ha ido metiendo al público y a los coach en el bolsillo y ha conseguido un puesto en la final. En el caso de Rafa su primer contacto con La Voz le costó una bronca con su hermana por llamar sin su permiso. El heavy finalmente acudió a las pruebas y provocó que los miembros del jurado se peleasen por él. Con una estética muy diferente a la música más comercial, el roquero luchará el próximo miércoles por alzarse con el premio.

Jorge es de todos probablemente el concursante más mediático. Tiene ya tablas en lo que a concursos se refiere, ya que en el 2006 participó en Operación Triunfo. Decidió presentarse de nuevo a La Voz para intentar afianzar su carrera aunque el joven madrileño cuenta ya con número importante de fans. Los cuatro se enfrentarán el próximo miércoles en un gala que promete mucha emoción y altas dosis de nerviosimo, tanto para ellos, como para sus coaches, además de sus seguidores.

¿Cancelada la gira prevista por varias ciudades?

En los últimos días han surgido varios rumores sobre la posible cancelación de la gira de La Voz, según recoge Vertele.com. Bilbao, Madrid, Zaragoza, Barcelona, Valencia y Sevilla eran las ciudades en las que tenían previsto actuar los ocho finalistas del programa entre enero y febrero, pero según Kedin, la gira ha sido cancelada a pesar de que los organizadores no lo han comunicado oficinalmente. En cuanto al motivo de la cancelación se barajan varias posibilidades, aunque podría tratarse de un escaso éxito en la venta de entradas, motivos técnicos o de agenda. Los precios de las entradas para ver a los ocho artistas rondaban los 35 euros y podían adquirirse a través de varios portales en los que ya figura como cancelada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
82 votos

¿Hay «tongo» en «La Voz» de Telecinco?