BBC e ITV cambian credibilidad por audiencia

El presentador Dave Lee Travis fue detenido ayer en el marco del caso Savile


londres / e. la voz

La feroz competencia por los telespectadores y la obsesión por encontrar a los culpables de la trama de abuso de menores del caso Jimmy Savile han llevado a las dos principales cadenas de televisión británicas, BBC e ITV, a cometer varios traspiés que, además de mermar gravemente la credibilidad de sus periodistas, pueden enfrentarlas con los tribunales. Ayer mismo Ofcom, el órgano regulador de telecomunicaciones del Reino Unido, anunció una investigación sobre dos incidentes ocurridos en ambas cadenas.

El pasado día 2, el reputado programa de investigación de la BBC Newsnight acusaba erróneamente a un ex-diputado conservador de estar involucrado en la trama. A pesar de no dar nombres, se hacía referencia a Lord McAlpine, antiguo tesorero de la era Thatcher. «La BBC se habría ahorrado el varapalo y mucho dinero si simplemente me hubiesen llamado para corroborar la información», dijo ayer McAlpine.

Una semana más tarde, en el programa This Morning, de ITV, ocurría otro infortunio sin precedente. Durante una entrevista con el primer ministro David Cameron, el presentador, Phillip Schofield, le pasó una lista con nombres de varios exdiputados conservadores que, según el periodista, están bajo sospecha por delitos de abusos a menores. Cameron, que ni si quiera miró el papel, dijo molesto: «Esto que estás haciendo es muy serio; si tienes evidencias deberías de ir a la policía».

En la BBC han dimitido varios altos cargos y ITV ha abierto expediente disciplinario a Schofield. Ambas se enfrentan a un grave problema: recuperar la confianza de los espectadores.

Ayer, otro presentador del mítico programa de la BBC Top of the Pops, Dave Lee Travis, fue arrestado en el marco de la investigación del caso Savile.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

BBC e ITV cambian credibilidad por audiencia