Los problemas de conducción protagonizan «Padre Casares»

La Voz

TELEVISIÓN

Lourido, atemorizado por la falta de reflejos de don Crisanto al volante

26 may 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

Santo Antonio de Louredo se ha convertido en un punto negro en el mapa del tráfico. El motivo: la creciente falta de pericia de don Crisanto al volante. El anciano sacerdote no es consciente de su falta de reflejos. Sus vecinos decidirán poner freno a la situación, por las buenas o por las malas. Las autoridades no pueden hacer nada, porque el ex párroco conduce un coche para los que no se necesita carné. ¿Cuál será la solución?

A ovella perdida e atopada en Louredo es el título del capítulo 20 de esta exitosa serie de Voz Audiovisual, y que veremos este lunes, 26 de mayo. Aparte de las peripecias de don Crisanto al volante, esta nueva entrega llega cargada de novedades.

Los espectadores de la Televisión de Galicia vivirán en directo una nueva tragedia en la vida de Elsa: la huida, monte arriba, de Blanquiña, su oveja favorita. Esta desaparición provocará la movilización de las fuerzas vivas de Louredo para buscar al animal extraviado. Una gran historia de ternura y solidaridad, pero al estilo de Santo Antonio de Louredo.