Cuatro suspende con un 5

El descenso de la tercera semana apunta a una situación crítica para la nueva televisión La cadena acumula malos resultados desde su segundo día y cae por debajo de La 2


redacción

Cuatro enfila su cuarta semana con los peores resultados posibles. La audiencia del primer día -que superaba el 10% y llegaba al 15% en sus momentos estelares- literalmente ha desaparecido y apenas queda un 5%, menos espectadores de los que cualquier día siguen La 2. Para colmo de males, en la última semana, casi todos los espacios de la parrilla han perdido público, de forma significativa el informativo del mediodía, que pasó del 4% de audiencia a un insignificante 3,5%. Como comparación, baste recordar que los informativos de La Primera y Antena 3 superan casi todos los días el 24% de cuota cada uno.Gabilondo, a la bajaEl espacio de noticias que por la noche lleva la firma de Iñaki Gabilondo está también en números rojos. Quien ha sido una figura indiscutible y admirada en la radio española perdió esta última semana la posibilidad de mantenerse en el millón de espectadores. La media que el jueves registraba Sofres (con respecto a todos los días de emisión del Noticias ) era del 6,2% de share y 952.000 espectadores. El fracaso se explica en dos aspectos: el técnico, ya que la iluminación del plató, la coordinación en las conexiones y el control del propio Gabilondo sobre la cámara dejan mucho que desear; y en la apuesta del periodista por un informativo diferenciado, con muy pocos y escogidos temas, tratados sin afán de objetividad y sí con un claro interés educativo, curioso. La situación es tal que el viernes 25 de noviembre Iñaki Gabilondo no presentó sus Noticias (aunque participaba en el informativo desde la franja de Gaza) y el lunes bullía en Internet el rumor de que dejaba el programa, punto negado rotundamente por Cuatro. También desmentida, aunque sin regreso en la pantalla, ha sido la ausencia de Michael Robinson en Maracaná tras su segundo programa. Hay que tener en cuenta que el espacio cuenta con menos share (aunque sí más espectadores) que su antecesor, El día después, que se emitía en abierto pero dentro de un canal de pago.Otro de los puntales de la cadena, Channel nº 4, el magacín de tarde que presentan Boris Izaguirre y Ana García Siñeriz, también ha descendido de cuota y público en la última semana. Y el concurso Rompecorazones , de Deborah Ombres, ni siquiera llegó al 3% en esta semana.Ni la peor previsiónLos responsables de Cuatro aseguraban oficialmente que una buena audiencia media sería el 6%, pero la mayoría soñaban con alcanzar el 10% de cuota en unos meses. El resultado actual es desalentador, ya que a las medias inferiores al 5% de toda la mañana hay que sumar el fracaso de los espacios estrella.Sólo mantiene el tipo Eva Hache, que al frente de un espacio para noctámbulos hace las mejores cifras de la cadena: un 8,8% de audiencia y una aceptable media de 789.000 espectadores. La Noche Hache es la gran revelación de Cuatro y parece que concita éxito de crítica y público. Las series del horario de máxima audienci a, a pesar de tratarse de éxitos en Estados Unidos, ni siquiera alcanzan el mínimo 5%. Otra comparación: en esta franja horaria, cuando una serie buena entra en publicidad y comienza el zapeo generalizado, la audiencia remanente nunca baja del 10%. Estas cifras obligan a realizar cambios que ya parecen inaplazables. Uno de los más urgentes es reformar la mañana, que, con repeticiones de espacios del día anterior y series antiguas, no levanta cabeza. Reubicar en la parrilla series con tirón - Los Roper , por ejemplo, que va de madrugada- podría ser un pequeño e inicial revulsivo para aprobar este primer curso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cuatro suspende con un 5