«He estado sobrio desde los 19»

Angélica Martínez LOS ÁNGELES

TELEVISIÓN

H.O.

Entrevista | Tobey Maguire Superados sus devaneos juveniles con el alcohol, el último «Spiderman» se mete en la piel de un yoquei y adelgaza varios kilos para su más reciente interpretación

31 ene 2004 . Actualizado a las 06:00 h.

El actor Tobey Maguire había sido, hasta que interpretó a Spiderman, la antítesis del héroe americano. Hasta ese momento se había decantado por personajes complejos dentro de filmes de estilo independiente como La tormenta de hielo y Pleasentville . Ahora, Maguire repite con el director de este último trabajo, Gary Ross, en Seabiscuit , película que se estrena la próxima semana en España y en la que da vida a un yóquey. El actor de moda en Hollywood -además es pareja de la hija del presidente de los estudios Universal, que distribuye el filme, y el mejor amigo de Leonardo Di Caprio- pretende, ingenuamente, seguir con su vida normal. -¿Qué le llevó a interpretar «Seabiscuit»? -Primero me encantó el guión. Mi personaje es un hombre complejo, maravilloso. Tampoco me preocupaba lo de montar a caballo, pero no tenía ni idea de la clase de atletas que son los yóqueis. Son como guerreros, es increíble. -¿Cómo afectó a su cuerpo la preparación física que requería el personaje? -No fue difícil, me gusta hacer mis deberes y mirarme en el espejo para ver los cambios que suponen. Pero después de hacer ejercicio durante 14 horas diarias, mantener una dieta estricta y no dormir lo suficiente puedes venirte abajo y sucumbir a los antojos de tu cuerpo. Yo llegué a hacer una apuesta con un amigo para ver quién podía comer más donuts, pero todo eso se paga después. -¿Le gusta apostar a los caballos? -Me parece fascinante ese mundo de las apuestas, la excitación de las carreras. -Y después de tanto adelgazar para «Seabiscuit», ahora tiene que volver a engordar para «Spiderman»... -Sí, he vuelto a cambiar de dieta y de ejercicios, pero no es tan difícil, ahora se trata de mantenerme. -En la entrevista que dio a la revista «Play Boy» habló por primera vez de Alcohólicos Anónimos. ¿Por qué lo hizo público en este momento? -No esperaba que fuera publicado, pero creo que no es un secreto que he estado sobrio desde que tenía 19 años. Tuve una conversación privada con el periodista, pero él me traicionó. -Cuando se tiene éxito, ¿es difícil no creérselo? -Sin duda es un reto mantenerse con los pies en la tierra, pero soy consciente de que si te dejas llevar por el ego, todo acaba siendo un desastre que te conduce sin remedio a la humillación. No quiero dejar que mi ego pierda el control por el éxito. Mis amigos son los mismos y trato a todo el mundo con el mismo respeto que antes. -¿Es cierto que es un adicto a los videojuegos? -Tengo una estúpida computadora con un juego de solitario en ella y, a pesar de que hay miles de maneras mucho mejores de perder mi tiempo, puedo ponerme a jugar y quedarme enganchado mas de tres cuartos de hora seguidos. -¿Tiene ídolos? -La palabra ídolo es muy rara para mí. Hay gente que admiro en determinadas situaciones, como por ejemplo Robert De Niro, Dustin Hoffman o Sean Penn. Pero no tengo ídolos en sentido estricto, pues todo el mundo puede fallar en un momento de su vida. -¿Que le llevó a convertirse en actor? -Mi madre me propuso probar y me dio cien dólares a cambio de que eligiera estudiar interpretación en lugar de economía. Después me di cuenta de que era muy interesante. -¿Le dio miedo fallar con «Spiderman»? -No. Estaba seguro de mi trabajo, aunque yo no soy el responsable del resultado final de la película. Eso le concierne al director. -Practica yoga todos los días y además es vegetariano. ¿Por qué es tan estricto? -Cuando era niño siempre me preguntaba cómo se cocinaban los huevos y qué era ese hilillo blanco que salía de ellos. Me asusté cuando lo supe, y desde entonces me hice vegetariano. Dejé de comer carne y ahora soy mucho más feliz. En cuanto al yoga, es un ejercicio saludable que además te ayuda mentalmente, pero no sigo ningún tipo de filosofía. -¿Le gusta verse a sí mismo en la pantalla? -Algunas veces sí, pero no me siento muy bien con el tema porque siempre encuentro una escena o un gesto que no me gusta, siempre hay algo que hubiera podido hacer mejor.