«La gente no sabe de arquitectura»

Jesús Irisarri y Guadalupe Piñera, arquitectos gallegos seleccionados para la Bienal de Venecia Forman el tándem de moda de la arquitectura gallega. Jesús Irisarri (Vigo, 1958) y Guadalupe Piñera (Madrid, 1960) han sido seleccionados para la Bienal de Venecia y anteriormente lo estuvieron en la quinta Bienal de Arquitectura Española, habiendo diseñado además el montaje de su exposición itinerante. Su obra no es extensa, pero ya han dejado interesantes proyectos, como el colegio Losada, en Vigo, los centros de salud de Domaio (Pontevedra) y Villamarín (Ourense), y varias viviendas unifamiliares.


A CORUÑA

Irisarri y Piñera pasan muchas horas juntos, como matrimonio y como arquitectos._¿Cómo os repartís las funciones?_Jesús Irisarri y Guadalupe Piñera: No repartimos, mezclamos. Los dos pensamos y proyectamos a la vez. Hay cosas que se pierden y cosas que se ganan._Habéis hecho varias viviendas, un tipo de arquitectura que no se valora mucho. Parece que sólo cuentan las grandes obras: museos, palacios de congresos..._J.I.: Yo creo que la gente no tiene la formación necesaria para saber que puede exigir mucho más. Es decir, que una vivienda puede ser mucho más de lo que el mercado hoy en día les ofrece. Otra cosa es que la vivienda en general, como producto de mercado en manos de los promotores, no la hagan los arquitectos, que es así. No es posible que los arquitectos sean tan malos._¿La gente entiende de arquitectura?_J.I.: En absoluto, no entiende nada. Y, sin embargo, siente perfectamente la arquitectura. La gente, dentro de una buena arquitectura, la nota y la disfruta, lo que pasa que es no tiene la oportunidad de entrar en ella._¿Y no puede ser que los arquitectos estéis desconectados de la sociedad?_G.P.: Yo creo que no. Es una cuestión de tener la mente abierta y ponerte en manos de un profesional que te ofrezca algo que tú no conoces. La sociedad no es consciente de las nuevas necesidades, básicamente, porque conoce tres modelos para poder expresar cualquier necesidad._J.I.: Hoy en día la vivienda parece que es algo que todo el mundo ha conseguido, se ha quedado como una necesidad de cobijo. Nos movemos todavía casi en una situación de posguerra, lo que es absurdo. La gente debería demandar calidad en la vivienda, más que mera cantidad de vivienda._Sois muy críticos con la sociedad, pero no decís nada de la Administración o de los promotores._J.I.: Se critican por sí solos, no hay ni que entrar en ello. Cualquier persona debería pensar que cuando va a comprar un piso, si sus necesidades son totalmente distintas que las de otras personas que conoce, ¿por qué los pisos son todos iguales? ¿Cómo se puede hacer igual una vivienda para una pareja madura que vive sin sus hijos que para una pareja que se independiza por primera vez, que tiene niños pequeños, que tiene niños mayores, con el mismo programa de hace cuarenta años. ¿Cómo se puede pensar una vivienda que es igual para un clima como éste, que para Valladolid o Andalucía? La vivienda es un estándar en manos de no se sabe muy bien qué._¿De quién es la culpa entonces?_J.I.: La culpa mayor se la debería llevar siempre el que posee la formación mayor, porque tiene más responsabilidad. La gente que maneja la política de vivienda, tiene una formación que les permitiría ir bastante más allá._¿Es difícil mantener la independencia? Hay quien dice que o firmas determinados proyectos o te mueres de hambre._J.I.: Eso es mentira, nadie se muere de hambre. Siempre tienes la opción de intentar luchar por lo que te interesa y mientras te puedes ganar la vida con muchas otras cosas._G.P.: A nosotros nos costó empezar. Durante los cinco primeros años no hicimos ninguna obra. Lo último que nosotros venderíamos sería nuestra cabeza y nuestra firma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«La gente no sabe de arquitectura»