Un nuevo biomarcador sanguíneo puede predecir si un anciano cognitivamente sano desarrollará alzhéimer

La Voz MADRID / EUROPA PRESS

SOCIEDAD

El alzhéimer se asocia generalmente con personas mayores
El alzhéimer se asocia generalmente con personas mayores CESAR QUIAN

30 may 2023 . Actualizado a las 09:37 h.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) han encontrado la respuesta a por qué algunas personas desarrollan alzhéimer y otras no, según su nuevo estudio, publicado en la revista Nature Medicine, que cambia las reglas del juego en la investigación de la enfermedad.

Según han descubierto, los astrocitos son la clave para favorecer la progresión de esta dolencia. Al analizar la sangre de más de mil ancianos sin deterioro cognitivo, con y sin patología amiloide, el equipo de investigación descubrió que solo los que presentaban una combinación de carga amiloide y marcadores sanguíneos de activación anormal de los astrocitos, o reactividad, evolucionarían en el futuro hacia una enfermedad de alzhéimer sintomática, un descubrimiento fundamental para el desarrollo de fármacos destinados a detener la progresión.

El alzhéimer es un trastorno neurodegenerativo que causa pérdida progresiva de memoria y demencia, robando a los pacientes muchos años productivos de vida. Durante muchas décadas, los neurocientíficos han creído que la acumulación de placas amiloides y ovillos de tau no solo es un signo de la enfermedad, sino también su culpable directa. Esta suposición también llevó a los fabricantes de fármacos a invertir en moléculas dirigidas al amiloide y la tau, pasando por alto la contribución de otros procesos cerebrales, como el sistema neuroinmunitario.

Descubrimientos recientes, como el de este equipo de investigación dirigido por Tharick Pascoal, sugieren que la alteración de otros procesos cerebrales, como el aumento de la inflamación cerebral, podría ser tan importante como la propia carga amiloide a la hora de iniciar la cascada patológica de muerte neuronal que causa el rápido deterioro cognitivo.

En su investigación anterior, Pascoal y su grupo descubrieron que la inflamación del tejido cerebral desencadena la propagación de proteínas patológicamente mal plegadas en el cerebro y es una causa directa del deterioro cognitivo final en pacientes con alzhéimer. Ahora, casi dos años después, los investigadores revelan que el deterioro cognitivo puede predecirse mediante un análisis de sangre.

Los astrocitos son células especializadas que abundan en el tejido cerebral. Apoyan a las células neuronales suministrándoles nutrientes y oxígeno y protegiéndolas de agentes patógenos. Pero como este tipo de células gliales no conducen la electricidad y, al principio, no parecían desempeñar un papel directo en la comunicación entre neuronas, se había pasado por alto su función en la salud y la enfermedad. Las últimas investigaciones han cambiado totalmente esa perspectiva.