Sanidad espera doblegar la curva de la quinta ola a principios de agosto

Melchor Sáiz-Pardo

SOCIEDAD

En Cataluña los ingresos siguen creciendo
En Cataluña los ingresos siguen creciendo Pau Venteo

Por primera vez desde junio, la incidencia cae en varias comunidades, la positividad baja y la IA a 7 días apunta a una mejora

26 jul 2021 . Actualizado a las 09:12 h.

Los especialistas del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) ya se atreven a poner fecha al principio del fin de esta quinta ola. Los expertos del equipo de Fernando Simón esperan doblar esta nueva curva la primera semana de agosto. Al menos, a nivel nacional porque, como ha ocurrido en todas las anteriores oleadas, hay grandes diferencias en la evolución epidemiológica entre comunidades e, incluso, entre provincias.

Y es que, tras casi un mes de continuas malas noticias, por fin en los últimos días la pandemia ha comenzado a arrojar los primeros datos optimistas que apuntan, ya no solo a una ralentización de la transmisión, sino a una bajada en el número de los contagios. La mayoría de los indicadores ‘profundos', los que anticipan el comportamiento de la pandemia, han comenzado a cambiar de signo desde el miércoles, tal y como esperaban en el CCAES, después de que el número de reproducción básico instantáneo (Rt), que refleja el número de nuevos contagios que provoca una persona contagiada, tocara su techo el 1 de julio con 1,74. Los últimos datos asentados, que son del 15 de julio, revelaban que la Rt estaba en 1,15, todavía por encima de 1, lo que implicaba que la pandemia seguía en expansión, pero mucho más lentamente. Los expertos estiman que ese Rt en la actualidad ya debe moverse por debajo de la unidad, lo que implicaría que la transmisión estaría replegándose.

Abona esta tesis de que la cima de esta quinta ola se hollará en las próximas dos semanas el hecho de que, por primera vez desde el lunes 21 de junio, la positividad (el porcentaje de pruebas positivas sobre el total de test realizados) descendió el pasado viernes con respecto al jueves, aunque lo hizo apenas en siete centésimas.