Sánchez y Ayuso crean un «grupo covid-19» para coordinar las actuaciones frente al coronavirus en Madrid

El jefe del Ejecutivo apoya las medidas adoptadas en la Comunidad de Madrid, pero advierte de que hay que estar preparados «para contemplar otros escenarios si fuera preciso», en referencia al estado de alarma

Díaz Ayuso y Sánchez valoran su encuentro sobre el avance de la pandemia en Madrid La presidenta ha recibido en la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol, al presidente del Ejecutivo. Ambos han abordado juntos las medidas para frenar al virus

Madrid / La Voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han alcanzado durante la reunión que han mantenido en la sede del Gobierno autonómico un acuerdo para colaborar en la puesta en marcha de medidas para luchar contra el coronavirus en la Comunidad. Fuentes de ambos ejecutivos indicaron, antes incluso de que concluyera la entrevista, que se había conseguido ese pacto de colaboración entre ambas administraciones.

«El Gobierno desea que den el resultado buscado y que estemos listos para contemplar otros escenarios si fuera preciso», ha dicho Sánchez en la rueda de prensa conjunta posterior a la reunión, en referencia a las medidas de contención y aislamiento selectivo adoptadas por la Comunidad de Madrid, y en previsión de que pueda acabar decretándose de nuevo el estado de alarma. Ayuso ha afirmado que «solamente con actuaciones conjuntas bajo un paraguas nacional» y remando todos en la misma dirección será posible doblegar al virus.

«No he ofrecido a Madrid el estado de alarma. Se lo he ofrecido a todos los presidentes autonómicos desde hace unas cuantas semanas», ha precisado Sánchez al ser preguntado. «Hay otros muchos instrumentos y depende de la comunidad elegir una u otra vía», ha añadido el presidente del Gobierno, que ha insistido en que esta es «una batalla epidemiológica, no ideológica», para alejar la imagen de división. «No venimos a juzgar, sino a ayudar», ha repetido insistentemente Sánchez. 

«No podemos acotar todo Madrid» ha dicho por su parte Ayuso. «Ni estados de alarma ni confinamientos. Eso sería la muerte de Madrid», ha añadido, descartando esa medida extrema. Aunque ha señalado que hay que contemplar «todos los escenarios», ha incidido en que «tenemos que evitar por todos los medios llegar aun confinamiento total para ser capaces de aplicar medidas proporcionadas».

En referencia a las críticas a la presidenta de la Comunidad de Madrid por parte de la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, Sánchez ha invitado a «todos los actores a no convertir la pandemia en una lucha ideológica». «Da igual que se vote a una cosa o la otra. El virus se propaga igual», ha insistido, por lo que ha invitado a todos ha «abandonar la lucha partidista».

Durante la reunión, Ayuso ha pedido a Sánchez el apoyo del Ejército para cuestiones sanitarias como la realización de los 850.000 test rápidos a vecinos de las zonas confinadas, pero no para realizar tareas de vigilancia, que corresponderán a la Policía Nacional.

Sánchez no ha descartado atender la petición de Ayuso para que se refuerce la vigilancia en el aeropuerto de Madrid para evitar la entrada de personas contagiadas, aunque ha precisado que, según las estimaciones del Gobierno, «solo un 0,2 %» de los contagios proceden del aeropuerto madrileño Adolfo Suárez.

En un comunicado conjunto de ambos gobiernos se señala que los dos presidentes «han evaluado la evolución de la pandemia» y «para mantener un contacto eficaz entre ambas administraciones han acordado crear un espacio de cooperación para el seguimiento y respuesta de la evolución de la pandemia». «Ambos presidentes entienden imprescindible la actuación coordinada de las administraciones reforzando los mecanismos de cogobernanza». Ese espacio de cooperación se desarrollará con la creación del «grupo covid-19», que se reunirá semanalmente y cuyas propuestas servirán para hacer recomendaciones «para las actuaciones propias que seguirá ejecutando el Gobierno de la Comunidad de Madrid en el ejercicio de sus competencias».

El grupo estará formado por los ministros de Sanidad, Salvador Illa, y Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, por parte del Gobierno central, y por el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por parte de la comunidad. el grupo contará con un portavoz técnico sanitario específico para atender las demandas informativas de la sociedad.

Además del llamado grupo covid-19 se crearán dos unidades de apoyo  encargadas de plantear proyectos. La Unidad Territorial la compondrán el consejero de Vivienda y administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez; el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida; la secretaria general de coordinación Territorial, Miryam Álvarez; y el presidente de la Federación Madrileña de Municipios y alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita.

La Unidad Técnica estará integrada el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López; el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad, Ángel Garrido; el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco; la secretaria general de Transportes del Gobierno de España, María José Rallo; un representante de la Unidad Militar de Emergencias (UME), un representante de la Policía Nacional, un representante de la Guardia Civil, el director del SUMMA-112 y el director del SAMUR.

Cerca de 300 manifestantes se congregaron en las proximidades de la Puerta del Sol, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid para esperar la llegada de Sánchez Mientras algunos aplaudían al jefe del Gobierno, otros pedían su dimisión y cargaban contra el Gobierno y el PSOE. Ya en el interior, Sánchez firmaba en el libro de honor. «Al pueblo de Madrid: Con profunda gratitud. ¡La unión hace la fuerza!», dejó escrito antes de comenzar la reunión.

Feijoo dice que el descontrol de Barajas es el «paradigma» de la actitud del Gobierno en la pandemia

El presidente de la Xunta sostiene que la Comunidad de Madrid es la más «difícil» de gestionar y que Podemos está «llamando al incumplimiento» de recomendaciones del Ministerio de Sanidad

Juan Capeáns

El presidente de la Xunta ha abordado la situación de la pandemia en Madrid y ha pedido que se reconozca que «es el territorio más difícil de España» para gestionarla. Al hilo del encuentro entre Pedro Sánchez y la presidenta Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijoo ha puesto el acento en la falta de competencia de la comunidad en tres puntos esenciales, como son el aeropuerto de Barajas y las redes ferroviarias y de carreteras, centradas en Madrid.

Considera que los gobiernos autonómicos no tienen «capacidad» ni competencias para asumir los controles sanitarios o pruebas PCR en estos nudos de comunicación, y a su juicio esos millones de personas que «son un riesgo» representan el «paradigma del compromiso de la Administración del Estado con la pandemia».

Feijoo insiste en que las autoridades policiales, una «competencia exclusiva» del Gobierno de España, deben ponerse a disposición de las autoridades sanitarias de las comunidades. 

Sobre las restricciones en la capital de España, el líder gallego recordó que se trata de «decisiones que hemos adoptado otros presidentes con más o menos énfasis», incluso a nivel de ciudades y por barrios. Y sobre la reacción que han generado estas medidas, se confesó sorprendido de que haya partidos del Gobierno «que estén llamando al incumplimiento de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Es una contradicción política y una irresponsabilidad sanitaria», concluyó.

Sobre el inicio del curso académico, que esta semana continuará en Secundaria, FP y las universidades, Feijoo afirmó que Galicia está haciendo «o máis difícil», que es recuperar la docencia presencial, y asumiendo que el «o risco cero non existe», pide optimismo a la comunidad educativa para afrontar un reto para el que hay protocolos establecidos que permitirán minimizar las consecuencias.

«Aquí en Vallecas só dan ganas de chorar. Se botamos así quince días imos á ruína»

María Hermida
Manuela Canosa, de Muxía, en la tienda que regenta en la Villa de Vallecas
Manuela Canosa, de Muxía, en la tienda que regenta en la Villa de Vallecas

Gallegos que viven o tienen negocios en zonas de Madrid donde hoy comienzan las restricciones hablan de su miedo al virus, de cómo su economía se asfixia y de que la ciudad está «triste, triste»

Madrid amaneció este lunes con restricciones en la movilidad en seis distritos de la ciudad y siete municipios de la región en los que viven unas 850.000 personas. En la capital, hay confinamiento en algunos puntos de Ciudad Lineal, Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas y Puente de Vallecas. En la comunidad, las restricciones afectan también a zonas de los ayuntamientos de Moraleja de Enmedio, Humanes de Madrid, Fuenlabrada, Parla, Getafe, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas. En todos ellos residen o tienen negocios un buen número de gallegos, que desde allí contaban cómo están viviendo esta segunda ola de la pandemia y las nuevas restricciones. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sánchez y Ayuso crean un «grupo covid-19» para coordinar las actuaciones frente al coronavirus en Madrid