Galicia hace historia con «Alpha»

La borrasca que el jueves dejó miles de rayos por toda la comunidad y fuertes chaparrones inaugura el alfabeto griego

Imagen de la tormenta captada desde la Avenida do Rei, en Ferrol
Imagen de la tormenta captada desde la Avenida do Rei, en Ferrol

redacción / la voz

La temporada ciclónica ya ha hecho historia. Y todavía queda un mes y medio para que termine. El Centro Nacional de Huracanes se ha quedado sin nombres tras bautizar a uno de los ciclones tropicales que hay en el Atlántico como Wilfred. Esto solo ocurrió en el 2005, el año trágico del Katrina. Cuando esto sucede el NHC acude al alfabeto griego (Alpha, Beta, Gamma, Delta, Epsilon, Zeta, Eta, Theta).

Pues bien, el NHC ha bautizado con Alpha al sistema de bajas presiones que ha estado rondando durante la última semana el oeste de la Península y que presentaba características tropicales. Finalmente le ha concedido la categoría de ciclón tropical y el destino ha querido que ya no hubiese más nombre para bautizarlo. Así que la borrasca que este jueves pasado dejó miles de rayos por toda la comunidad y fuertes chaparrones inaugura el alfabeto griego, algo completamente inédito para nuestras latitudes. El ciclón ha tocado tierra en la costa portuguesa. Los efectos en Galicia no se esperan que sean muy notables, pero afectará de manera indirecta, en forma de nubes bajas y algunas precipitaciones que se esperan para este domingo.

Mañana, Galicia estará todavía bajo la influencia de la borrasca. Con esta situación, se esperan intervalos nubosos con chubascos más probables por la tarde. Las temperaturas mínimas tendrán un ligero descenso, mientras que las máximas quedarán sin cambios. Los vientos soplarán flojos, de dirección variable.

Las anomalías positivas de la temperatura del agua del Atlántico tropical, al igual que en el Mediterráneo, que han favorecido la formación de un «medicane» que ha golpeado con fuerza la costa griega, crean una autopista que cruza el vecino océano y que permite a los ciclones ir ganando intensidad desde su punto de partida, frente a Cabo Verde. Las aguas más cálidas se concentran, además, sobre el Golfo de México y el Caribe, donde el sistema de bajas presiones puede ya alcanzar la condición de huracán e ir ascendiendo de categoría, como ha sucedido hace unos días con los huracanes que han afectado a la costa este de Estados Unidos.

Por si fuera poco, la presencia de la Niña es un aliado en estos momentos para estos gigantes de la atmósfera y un enemigo para la seguridad de los seres humanos. Cuando el evento oceánico, que se produce mientras el Pacífico ecuatorial se enfría, justo al contrario que con El Niño, la cizalladura o los vientos que soplan en las capas altas de la atmósfera son más débiles de lo habitual. Esto permite que la estructura meteorológica pueda crecer sin nada que nada se lo impida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Galicia hace historia con «Alpha»