Así se reinventa un histórico hotel de lujo

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

El vienés Hotel Sacher, por donde pasaron desde Kennedy a John Lennon, ante la falta de huéspedes ha recuperado los pequeños comedores reservados en las habitaciones

29 may 2020 . Actualizado a las 17:52 h.

Para algunos negocios, el futuro se parece al pasado. Este es el caso del histórico Hotel Sacher de Viena, que custodia la receta original de la famosa tarta y que, ante la falta de huéspedes por la pandemia, recupera su tradición decimonónica de las «chambres separées», pequeños comedores reservados que esta vez monta en las habitaciones.

Fronteras aún cerradas, escasos vuelos y pocos turistas. Es el panorama que afrontan los hoteles de Austria en las próximas semanas, tras recibir la luz verde para volver a funcionar a partir de este viernes bajo estrictas medidas sanitarias. Algunos han decidido posponer su reapertura. Otros compiten con ofertas especiales por atraer a los clientes y es así como al Sacher, situado en el corazón de Viena, justo detrás de la célebre Ópera, se le ocurrió recurrir a su tradición de máxima discreción, una de las claves de su éxito desde su creación en 1876.

El vienés hotel Sacher, a dos minutos de la Ópera, sobresale por su opulencia
El vienés hotel Sacher, a dos minutos de la Ópera, sobresale por su opulencia LEONHARD FOEGER

Los llamados «separées» o «reservados» eran doce compartimentos del restaurante Sacher «para aquellos que querían reunirse, hablar y al mismo tiempo comer bien» protegidos de miradas indiscretas, recuerda a Efe el gerente del Sacher, Matthias Winkler. Hubiesen sido ideales ahora ante el riesgo de contagios y la exigencia de garantizar la distancia física, pero hace años que desaparecieron del lujoso hotel, que, por otro lado, afronta semanas con no pocas habitaciones desocupadas.