«Tenemos que estar preparados para responder»

El intensivista del CHUS y coordinador de las ucis incide en que el protagonismo ahora es para primaria y la detección temprana


El médico del CHUS y coordinador del plan de contingencia de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), Pedro Rascado, explica como ha cambiado la situación en los hospitales.

 -¿Cómo compaginan la disponibilidad para el covid-19 con la recuperación de los servicios?

-En las ucis nuestra actividad es a demanda de lo que los pacientes nos exigen. En otro tipo de áreas del hospital la recuperación de la demanda se va haciendo de manera ordenada en el sentido de que es cirugía programada, consultas que se pueden recuperar... Nosotros tenemos que responder a las necesidades según nos van llegando, tanto pacientes covid como no-covid. Lo que está ocurriendo en las últimas semanas es que estamos viendo un aumento de los pacientes no-covid. Era lo previsible porque hasta ahora teníamos un número muy bajo para lo que es habitual, en relación con ausencia de traumatismos, con algunas complicaciones que no estaban ocurriendo. Pero nuestra atención no la podemos controlar, los pacientes que llegan son los que tenemos que atender.

-¿En qué medida cree que la detección temprana puede evitar que les lleguen pacientes críticos?

-En estos momentos el protagonismo, por decirlo así, no debería estar en las unidades de cuidados intensivos como en los últimos meses. Ojalá no tengamos brotes que nos lleven a una situación en la que las ucis tengan muchos pacientes. Es posible que haya algún brote y hay que estar preparado para responder a esas posibilidades, pero desde luego ahora mismo el objetivo de los próximos meses es la detección precoz de casos y contactos, en la atención primaria fundamentalmente. Es ahí donde tenemos que centrar los esfuerzos, en detectar los casos precozmente y aislarlos para evitar los brotes. Es probable que alguno ocurra, no podremos evitarlos al 100 % pero debemos hacer lo posible.

-¿Temieron en algún momento tener que utilizar los hospitales de campaña?

-No es cuestión de temer. Nosotros no trabajamos en función de si tememos o no tenemos, sino de que hay que prever todas las posibilidades. En ningún momento estuvimos en una situación en la que de manera inmediata tuviéramos que utilizar los hospitales de campaña, pero para eso son las previsiones, para tener todo preparado por si fuera necesario, no tener que responder en el último momento. Se preparó, se hizo todo lo que había que hacer para dar una respuesta. Al final no hubo que utilizarlos, pero si fuese necesario estábamos preparados.

-¿Cómo ha funcionado el intercambio de información entre los intensivistas?

-En Galicia, a través de los jefes de servicio y los grupos de trabajo, estamos en contacto permanente. Se hacían reuniones semanales para compartir información. El contacto fue continuo porque es imprescindible, en estos momentos, trabajar en conjunto y en equipo.

-¿Les sorprendieron las complicaciones de la patología?

-No sé si complicado es la palabra porque es nuestro trabajo habitual el fracaso multiorgánico, pero sí que es verdad que las primeras publicaciones nos sugerían que el efecto principal de la enfermedad era solo en los pulmones. Y así fue, pero es verdad que es una enfermedad que afecta a más órganos en muchas ocasiones y produce disfunción renal, más complicaciones hematológicas de varios tipos... y que, con la experiencia, fuimos viendo que son más frecuentes de lo que esperábamos. Digamos que el tratamiento de todas esas complicaciones es nuestra práctica habitual, no es que, por así decirlo, tuviéramos que aprender tratamientos nuevos, pero sí que la enfermedad produjo complicaciones que inicialmente no teníamos dentro de lo más probable.

-¿Cree que la sociedad occidental sale más concienciada de esta pandemia?

-Hay algunas cosas que podemos aprender. Y es verdad que de estas cosas se sale como grupo, no de manera individual. Cada uno puede poner su granito de arena, pero son los grupos los que salen adelante. Desde luego nos queda claro que es algo que nos puede ocurrir a nosotros. No sé si antes éramos conscientes y ahora vamos a ser más, aunque la realidad es que estamos en el seno de esta pandemia de la que ahora parece que vamos saliendo adelante. Pero aún no está resuelto y hay que seguir muy atentos y atender las recomendaciones que estamos haciendo. Todavía no está resulto, pero la realidad es que esto lo tuvimos aquí y hay que responder a lo que tenemos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Tenemos que estar preparados para responder»