Negocios a los que se les disparó el tajo

Cristalerías que hacen mamparas y una fábrica de lejías entre las que han visto crecer la actividad


ourense / la voz

En Francelos (Ribadavia) un pequeño camino rural conduce hasta Cristalería Camilo. En el pequeño taller del negocio familiar se ha disparado el tajo de manera proporcional a la que se reducía la actividad en la mayoría de los sectores productivos. Para Camilo Rodríguez y su hijo, Xacobo, desde que se declaró el estado de alarma el trabajo se ha multiplicado. En el negocio se atienden llamadas de todo tipo de negocios de la comarca de O Ribeiro, y de otros puntos de Ourense y Galicia, para la instalación de mamparas de protección para que clientes y trabajadores se sientan más seguros durante la desescalada. «O primeiro cliente que tivemos deste tipo de pedidos foi unha farmacia», recuerda Xacobo. A partir de esa primera llamada se sucedieron muchas otras: tiendas de alimentación, carnicerías, peluquerías y pequeños comercios. Uno de los locales de Ribadavia que ha instalado una mampara de protección en su local es la tienda de fotografía Moncho. «Non queda outra. Abrimos a mediados da semana para atender pedidos con cita previa e faise necesario, porque non todo o mundo toma as precaucións que deberían. Con ela instalada estás máis seguro», señala el propietario del local.

La instalación de las pantallas no supone ningún tipo de complejidad para los profesionales, aunque siempre se adaptan a las características de los locales y a sus necesidades concretas.

Tras una primera oleada de pedidos, en la cristalería situada en Francelos están a la espera de cómo evoluciona la desescalada y si, finalmente, la hostelería se lanza a instalar este tipo de mecanismos: «De momento non tivemos moitos pedidos de bares ou cafeterías. Entendemos que a xente está esperando a ver como pode abrir e que necesita colocar. Como de momento so poderán usar a terraza, entendemos que non porán protectores». En todo caso, ven probable un repunte de solicitudes, toda vez que las normas de distanciamiento social han llegado para quedarse y la hostelería es uno de los sectores donde el contacto es más cercano. Esta empresa de O Ribeiro también elabora desde hace tiempo cristales para los ataúdes, en el caso de que las familias quieran ver el féretro y no tenerlo cubierto. La demanda también ha crecido.

Material desinfectante

En otro núcleo rural de la provincia, en este caso en Taboadela, se encuentra Orenquímica. Es una empresa consolidada en el sector desde hace años y que ahora con la crisis sanitaria del covid-19 ha visto como la demanda de productos de limpieza se disparaba. Su producto más comercial es Lejías Sarmiento. Tienen seis empleados y la gran preocupación de sus responsables desde que se inició la pandemia es extremar las medidas de precaución para evitar contagios entre los trabajadores. El trabajo se ejecuta a todo ritmo en sus instalaciones. «Estamos desbordados de pedidos. Entran a un ritmo descomunal. Si hubiese cuatro veces más de material, cuatro veces más venderíamos», explica Juan Carlos Nóvoa, su gerente.

Desde Orenquímica suministran productos de desinfección a toda Galicia, y tienen en su cartera de clientes desde centros de salud y hospitales hasta ayuntamientos. «Hemos priorizado el apartado sanitario, porque es imposible llegar a todos los lados», señala. Y es que en plena pandemia, Orenquímica han llegado a despachar hasta 40.000 litros de lejía al día. «Nos llegan pedidos de veinte palés y solo podemos mandar cinco. Tenemos que priorizar los centros hospitalarios por delante de otros clientes como los supermercados».

El protocolo de seguridad se ha disparado en la instalación ourensana para evitar cualquier tipo de riesgo y contagio entre los empleados. En este escenario, sería un grave contratiempo por lo que las medidas de cuidado se han extremado en un sector que ya tenía unos protocolos elevados, debido al tipo de productos sensibles con los que trabajaban.

Durante este período desde Orenquímica también han desarrollado una importante labor social, con diferentes donaciones en colaboración con otras empresas locales como Pasión Novias o Fotopasion. Entre los que recibieron los productos de la empresa ourensana se encuentran el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) o el Concello de Allariz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Negocios a los que se les disparó el tajo