Un gallego lidera el confinamiento de 32 personas en un hotel rural de Ávila

Al decretarse en el estado de alarma optaron por quedarse y vivir un retiro diferente


REDACCIÓN / LA VOZ

Cuando el pasado 14 de marzo el Gobierno decretó el estado de alarma en todo el país por la crisis del covid-19, 40 personas se encontraban hospedadas en el alojamiento rural Las Praderas, en Poyales del Hoyo (Ávila). Disfrutaban de un retiro programado por Mundo Consciente, fundado por el coruñés Alberto Villar. Buscaban la paz y la tranquilidad para retornar a sus vidas normales purificados y llenos de energía. Pero el mensaje nocturno de Pedro Sánchez lo cambió todo. «Era gente que había venido cada uno por su lado y que no se conocía previamente», recuerda Villar. «Hicimos una reunión, planteando la situación y hablándoles del plan que teníamos. O abandonaban entonces o, si se quedaban, ya no podían irse después», añade. Ocurrió lo inesperado: «Fue como magia». Ocho se fueron. Los otros 32 se quedaron. Y hasta hoy.

Conscientes de la crisis que se había originado a nivel mundial, diseñaron un objetivo común: disfrutar de una convivencia más saludable y armónica en plena naturaleza, que les ayudara, además, a «crear un gran proyecto en beneficio de la sociedad», señala Villar. Lo primero fue ponerse a disposición de todos aquellos que, teniendo algún tipo de problema y necesidad de desahogo, los llamasen por teléfono para contarlo: «Lo pusimos en conocimiento de los miles de personas que pasaron alguna vez por aquí y nuestra página web. Y la gente empezó a llamar, para hablar de sus depresiones, problemas familiares y conflictos», indica.

Mientras esto ocurría el propio grupo empezó a desarrollar su propia convivencia. «Se trata de lograr la felicidad y la relajación, al mismo tiempo que se aprende a convivir», explica Villar. Para ello practican disciplinas como el yoga, la relajación, el fitness consciente o la llamada sala de la sinceridad: «Se trata de decir las cosas claras y resolver los conflictos. Con todo eso se ha logrado una armonía increíble entre todos».

Un niño de 10 años

En el grupo que convive en este hospedaje de la Sierra de Gredos se integran hombres y mujeres de diferentes puntos del país. Entre ellos se encuentra incluso una familia con un niño de diez años. Todos se han integrado en la propuesta singular de Villar y su hermano Luis. Llamada retiro on-line Mundo Consciente Covid-19, abrieron las puertas de su retiro a todos los que quieran seguirlo desde sus casas pagando 9,95 euros. «Grabamos todo lo que hacemos aquí para que se pueda hacer fuera de aquí en el confinamiento de cada cual», dice Alberto Villar.

«Se ha diseñado específicamente para este contexto de confinamiento y para todos aquellos que, de forma colateral, sufrirán las causas de esta crisis sin saber lo que va a durar: soledad, depresión, miedo… Requiere de una dedicación aproximada de entre tres y cuatro horas de conexión diarias durante cinco días, aunque es flexible y estará accesible durante dos semanas)».

El grupo, que ya ha tenido roces («y así hemos aprendido a resolver conflictos armónicamente»), sigue adelante. Villar lo ve lógico: «Esto es como vivir en el paraíso. Se hace una conexión muy fuerte con la naturaleza. Vivimos en medio de un bosque y logramos una armonía realmente preciosa. Muchos se quieren quedar aquí para siempre».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Un gallego lidera el confinamiento de 32 personas en un hotel rural de Ávila