Portugal estudia abrir las fronteras con España a partir del 1 de junio

El lunes comienza el desconfinamiento con el acceso al pequeño comercio, jardines y playas, entre otros lugares


lisboa / corresponsal

Con 25.045 casos positivos, 989 fallecidos y 1.519 recuperados de covid-19 en Portugal, y con un tanto por ciento de contagios al nivel de Alemania, ya que no llega al 1 %, el país es un caso de éxito en la contención de la pandemia, aunque el gobierno del socialista António Costa sigue apostando por la contención y la cautela en la gestión de la crisis del coronavirus, y también en lo referente al desconfinamiento, que comienza el 4 de mayo, tras entrar en vigor el estado de calamidad una vez concluido el de emergencia, vigente desde el pasado 18 de marzo.

La vuelta a la normalidad se hará muy poco a poco, en tres fases, aprobadas este jueves en Consejo de Ministros, en el Parlamento de Lisboa y por el jefe del Estado luso, Marcelo Rebelo de Sousa. El primer ministro, António Costa, ha confirmado las características de cada fase «que evaluarán cada quince días por si tenemos que retroceder si la situación empeora por algún motivo», ha dicho. A partir del próximo lunes será obligatorio en Portugal el uso de mascarillas en transportes públicos y en cualquier establecimiento o lugar cerrado donde se esté en contacto con otras personas fuera del ámbito familiar.

Durante la primera fase del desconfinamiento, del 4 al 17 de mayo, se abrirán, con aforo limitado, los jardines, las playas para hacer deporte, las peluquerías, salones de belleza, establecimientos comerciales de menos de 200 metros cuadrados, los concesionarios de automóviles, librerías y bibliotecas. Los transportes públicos urbanos volverán a ser de pago, los ayuntamientos decidirán el límite máximo en los funerales, se comenzará a entrenar de forma individual en todos los clubes de fútbol de la primera división portuguesa.

Segunda fase

En la segunda fase, del 18 al 31 de mayo, iniciarán su actividad los museos, comercios de calle hasta 400 metros cuadrados, los cafés, restaurantes, terrazas y pastelerías, con un aforo máximo del 50 %. También funcionarán las guarderías, volverán a clase los alumnos de bachillerato y los entrenamientos se podrán hacer en grupo en los clubes de fútbol. António Costa también ha avanzado que desde el 30 de mayo volverán a celebrarse misas y ceremonias religiosas en Portugal y se reanudará la liga, a puerta cerrada, de la primera división de fútbol, con lo que se podrán jugar los diez partidos que faltan.

La última fase de la desescalada, que se desarrollará a partir del 1 de junio, «es la más complicada, ya que si los casos de infectados y fallecidos aumenta nos veremos obligados a tomar medidas más restrictivas», afirmó Costa. Desde el 1 de junio volverán a clase los alumnos de preescolar, aunque los de primaria y secundaria permanecerán en casa hasta final de curso. También abrirán las tiendas de los centros comerciales, los cines y los teatros, con reserva previa y un máximo del 50 % de aforo.

Sobre la apertura de las playas para el baño y de las fronteras terrestres con España para el turismo, el primer ministro luso ha dicho «iremos viendo como evoluciona la situación, contamos poder hacerlo a partir del 1 de junio, anunciaremos próximamente cómo determinaremos el acceso a las playas para el baño».

Récord de curados en un día en Italia: 4.700 pacientes

europa press
Peluqueros y barberos protestan para pedir la apertura de establecimientos en Nápoles
Peluqueros y barberos protestan para pedir la apertura de establecimientos en Nápoles

Roma puso en marcha este jueves las restricciones para evitar aglomeraciones en el transporte público

 Italia ha registrado en las últimas 24 horas una cifra récord de pacientes recuperados del covid-19, con casi 4.700 personas que han recibido el alta, y ha sumado otros 285 fallecidos, una reducción con respecto al día anterior, según los datos notificados por Protección Civil.

En concreto, otros 4.693 pacientes se han recuperado en el último día, lo que sitúa el total en 75.945, mientras que con los nuevos fallecidos la cifra de víctimas mortales se queda rozando los 28.000, con 27.967 fallecidos.

Desde que comenzó la pandemia, Italia ha registrado 205.463 casos, de los que 101.551 siguen activos. Este dato supone una disminución en 3.106 con respecto al miércoles, la reducción más marcada en un solo día y que supone duplicar los 2.311 pacientes curados que se contabilizaron el miércoles.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Portugal estudia abrir las fronteras con España a partir del 1 de junio