Ferrol

A los 17 años, y después de tener que pedir permiso a su padre al ser menor, tomó un barco en Vigo para irse a Brasil. «Me fui porque era un aventurero», argumenta Juan Ignacio Blanco. Allí conoció a su mujer, Celia. E hizo toda su vida. A sus 75 años todavía trabaja. Está retirado tras haber trabajado para compañías de gas y tener una empresa de montajes industriales. Pero la pensión no era como esperaba. «Y la única cosa de la que se puede trabajar es de conserje de un edificio». Es lo que hacía hasta que por el coronavirus le adelantaron las vacaciones. «Estoy haciendo la cuarentena normal. Hoy fui a las siete de la mañana a comprar fruta y verduras y no había casi nadie». Algunos comercios se mantienen abiertos y también bares, aunque ahora «está más serio». Y afirma: «Aquí están echando la culpa de todo lo que pasa al virus. Es un problema más que nada político», sostiene.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

«Le echan la culpa de todo al virus»