Los otros animales salvajes que también se comen en el mundo

Además del pangolín, murciélagos, monos, tigres y rinocerontes están en la lista negra


Bien sea por sus supuestas cualidades curativas, por su apreciada carne o porque alguna de sus partes constituye un elemento decorativo muy demandado y que se vincula a un estatus social alto, en el mundo hay una lista interminable de especies que están amenazas por el hombre y que se comercializan en los ya conocidos mercados húmedos — el nombre viene por la sangre y las vísceras que se mezclan en el suelo al sacrificar a estos animales in situ, delante del cliente— o en el tráfico ilegal de especies. Precisamente, han sido ahora las oenegés, entre las que se encuentra Igualdad Animal y Proyecto Gran Simio, entre otras muchas, hasta 250, las que han puesto en el punto de mira a los mercados húmedos repartidos por Asia y África, como el epicentro de los focos de enfermedades zoonóticas, después de que los científicos situasen el mercado de Wuhan, en China, en el origen del COVID-19.

El consumo del pangolín ha levantado las sospechas de la comunidad científica como posible portador de esta enfermedad. Este mamífero es uno de los animales más apreciados en China y Vietnam tanto por su carne, donde es considerada una auténtica exquisitez, como por las supuestas cualidades curativas. La medicina tradicional de estos países usa sus escamas para el tratamiento de asma, reumatismo y artitris, así como para tratar las enfermedades de piel. La oenegé WWF calcula que solo entre el 2010 y el 2015, las autoridades policiales incautaron una media de 20 toneladas de pangolines al año. Pero este mamífero no es el único que aparece en la lista de negra de animales exóticos y domésticos comestibles del mundo. En esa lista también se encuentran tortugas, murciélagos, monos, dromedarios, civetas, serpientes, mapaches, cocodrilos, tortugas, rinocerontes, tigres, leones, elefantes, leopardos, perros, gatos y ciervos, entre otros.

Según la revista Scientific American, el murciélago puede ser un transmisor del ébola, la rabia, el virus del SRAS y el de Nipah, además del síndrome respiratorio del Oriente Medio (MERS), pero esto no espanta a los consumidores de África, Asia y Oceanía que degustan su carne. Como tampoco sucede con la comercialización de primates para su consumo, donde su carne es cada vez más codiciada, a pesar de su relación con el VIH, que se extendió por el mundo en los 90. Pero nadie conoce con certeza cómo este virus saltó al ser humano. Según la revista Gaceta Médica, «lo más probable es que se transmitiese alrededor de 1930, al entrar en contacto la sangre infectada de los monos con heridas y cortes de los hombres durante las cacerías».

El cuerno del rinoceronte

Otro de los animales amenazados por el hombre es el rinoceronte. La masacre es tal que, según un estudio de WWF, la caza furtiva en Sudáfrica aumentó un 7.000 % entre el 2007 y el 2017 y se calcula que más de mil rinocerontes son asesinados al año. En Sudán, por ejemplo, tan solo quedan dos ejemplares del rinoceronte blanco del norte. El motivo de su alta demanda es su apreciado cuerno. Esta parte del cuerpo alcanza cotizaciones más altas que las del oro y es uno de los productos más codiciados del mercado negro. Hay una falsa creencia que indica que el polvo de cuerno tiene propiedades curativas contra el cáncer, la fiebre y hasta la resaca. El cuerno también es un símbolo de prestigio y estatus social en Vietnam.

Más de 25.000 elefantes al año

El elefante es otro de los grandes amenazados. Según WWF, la fiebre del marfil provoca el asesinato de 54 ejemplares al día, entre 25.000 y 30.000 al año. Pero además del marfil, también es apreciada su carne y su piel. Se vende para el consumo o para elaborar medicinas con supuestos poderes curativos. China prohibió en el 2016 su comercio interno de marfil, pero esto no significa que se haya dejado de vender en el mercado negro.

De los tigres se aprovechan sus huesos para elaborar medicinas supuestamente milagrosas; su piel como alfombras y elemento decorativo; y sus garras y sus colmillos como amuletos. De las nueve subespecies de tigres que había en el mundo, solo quedan seis. El hombre ha acabado con el 97?% de la población de este felino. WWF calcula que han muerto 1.755 ejemplares en los últimos 15 años y ya hay más tigres en cautividad que en libertad. El león y los leopardos también se encuentra en esta lista negra de animales codiciados por el ser humano.

Un millón de especies están en peligro de extinción en las próximas décadas

La Voz
Los caballos salvajes del desierto de Namibia son una de las especies amenazadas: hienas y sequías los han reducido a solo 74 ejemplares.
Los caballos salvajes del desierto de Namibia son una de las especies amenazadas: hienas y sequías los han reducido a solo 74 ejemplares.

El mayor informe sobre biodiversidad hecho hasta la fecha lanza la voz de alarma: el planeta necesita un cambio radical en los métodos de producción y consumo

El planeta ha lanzado ya su voz de alarma: un millón de especies animales y vegetales se encuentran en riesgo de extinción, muchas en las próximas décadas, a menos que haya un cambio radical en los métodos de producción y consumo, según advierte el mayor informe sobre biodiversidad hasta la fecha.

El análisis de la Plataforma Intergubernamental en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), presentado este lunes en la Unesco, subraya la responsabilidad humana en esta situación límite porque los cambios en el uso de la tierra y el mar y la explotación directa de ciertos organismos son los principales culpables.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los otros animales salvajes que también se comen en el mundo