La UME se desplaza a la residencia de Celanova, muy afectada por los contagios

Los militares estarán este lunes en las instalaciones para colaborar en tareas de desinfección y control. El centro está siendo atendido solo por cuatro trabajadores ya que la mayoría de la plantilla está en cuarentena.

La Policia Local, a las puertas de la residencia San Carlos de Celanova
La Policia Local, a las puertas de la residencia San Carlos de Celanova

Ourense

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencia estarán desde la mañana de hoy lunes en Celanova para hacerse cargo de manera provisional de la situación de la residencia San Carlos, en la que ayer domingo se confirmaron ya 25 contagios. Un equipo formado por al menos seis personas se desplaza desde su base en León para llegar este mediodía a Celanova y comenzar las tareas de desinfección. Es una de las misiones que la UME tiene asignadas para esta jornada en Galicia y, al terminarla, se replegarán a su base, explicaron fuentes del departamento de relaciones institucionales de la unidad.

El propio alcalde de Celanova, Antonio Puga, había solicitado el apoyo de los militares durante la jornada del domingo después de «innumerables xestións», para controlar la situación en la residencia, que se convirtió en el principal foco de preocupación de coronavirus en Ourense. A lo largo de la mañana de hoy se hará efectiva la llegada de los militares, mientras desde el Concello se hace un llamamiento a la tranquilidad por parte los vecinos.

Tras el fallecimiento de una mujer de 93 años de este centro el pasado viernes, los peores vaticinios se cumplieron este fin de semana. El sábado por la noche se conocía otro positivo, el de una usuaria del centro que estaba ingresada en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).

A primera hora del domingo, llegaba el aluvión de infectados, con otros 24 casos. Se trata, según confirmaron desde la propia residencia, de 13 usuarios de avanzada edad y de 11 profesionales sanitarios que atendien a los mayores

El principal foco de COVID-19 en una instalación de estas características en Galicia se sigue al minuto desde la Consellería de Política Social, donde se evalúa de manera constante la estrategia a seguir para frenar los contagios y velar por la salud de los infectados. En comunicación constante con la Consellería de Sanidade, y siempre bajo criterios médicos, fuentes de este departamento autonómico aseguran que se barajan todos los escenarios, desde que permanezcan los mayores aislados en el centro o que se opte por el traslado a otras instalaciones que tengan capacidad para acogerlos.

Según las mismas fuentes, los trece usuarios afectados se encuentran aislados y estables, alejados del resto de ancianos de la residencia de San Carlos, que cuenta con 58 plazas. Todos los trabajadores del centro fueron sometidos a la prueba del coronavirus para descartar nuevos contagios. Los profesionales que dieron positivo se encuentran también aislados en sus domicilios y sin complicaciones médicas.

La noticia cayó como un jarro de agua fría en la villa ourensana, que había preparado un sencillo acto de homenaje a media mañana para la fallecida. Todos los vecinos estaban convocados para aplaudir desde sus ventanas en homenaje a la primera víctima por coronavirus en la provincia de Ourense. Entre los que acudieron al acto ciudadano se encontraba, a las puertas de la casa consistorial, el alcalde de Celanova, Antonio Puga, quien mostró su consternación por lo ocurrido en la villa. Y los vecinos no fallaron, aunque a esa hora el desánimo ya corría por Celanova tras conocerse el crecimiento de positivos en la residencia de mayores.

En Celanova hubo un emotivo acto ciudadano para recordar a la primera fallecida en Ourense. En la imagen, a las puertas de la consistorial miembros del grupo de gobierno
En Celanova hubo un emotivo acto ciudadano para recordar a la primera fallecida en Ourense. En la imagen, a las puertas de la consistorial miembros del grupo de gobierno

La mujer que falleció el viernes había ingresado en el CHUO, 24 horas antes. Tenía patologías previas y había ido acompañada de otros dos usuarios, que también habían sufrido síntomas preocupantes en las últimas horas. Uno dio positivo en la prueba y el otro negativo.

Desde la residencia enviaban un mensaje de agradecimiento por los apoyos recibidos. «Agradecemos desde el centro todo el apoyo de la comunidad y del Ayuntamiento, así como todos los aplausos y ánimos recibidos, los cuales nos dan fuerzas para seguir luchando por nuestros mayores», indicaron a través de sus redes sociales. A lo largo de la jornada se intensificaron las labores de desinfección en el centro. El aplauso desde las ventanas a las ocho de la tarde fue prolongado y cargado de sentimiento este domingo.

El BNG de Ourense demanda un «esforzo extra» a la Xunta y al Estado porque considera que la situación del geriátrico celanovense es «alarmante neste momento». Apuntan que la UME solo realizará labores de desinfección y reclaman a la Xunta «unha alternativa viable á falta de persoal» pues buena parte de la plantilla está en cuarentena. Según las fuentes consultadas en la fundación rectora de la residencia, la residencia está siendo atendida en este momento por solo cuatro trabajadoras, y el poco personal disponible acumula horarios de trabajo muy largos y extenuantes. 

Los nacionalistas apremian a que se dé prioridad a la realización de pruebas del COVID-19 al personal de la residencia San Carlos de Celanova y al de la A Farixa, en Ourense, donde apuntan que también hay trabajadores que han dado positivo. Asimismo, el BNG añade que debe dotarse al personal de material de protección y acelerar la búsqueda de alternativas habitacionales para los centros con múltiples contagios. Según incidió Noa Presas, la diputada por Ourense, el protocolo de Política Social puede valer en casos para centros con uno o dos infectados pero no cuando hay muchos como en Celanova. Apuntó que el Concello de Celanova ofreció la instalación del albergue municipal. «Que haxa un plan de choque para as residencias de maiores, por ser de alto risco e ter visión de conxunto», resumió la portavoz. La llegada de material de protección debe ser prioritaria para centros sanitarios pero también para residencias de mayores, afirmó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La UME se desplaza a la residencia de Celanova, muy afectada por los contagios