El parón en el textil castiga a sus talleres, con un millar de afectados

Textil Lonia, Adolfo Domínguez y Roberto Verino se ven empujados a hacer un ERTE


ourense / la voz

Cada día que pasa el tsunami provocado por la crisis sanitaria del coronavirus va derribando temporalmente como un castillo de naipes sectores productivos. Uno de los más castigados es el textil. El cierre de las tiendas comerciales y el aislamiento en los domicilios debido al Real Decreto del Gobierno provocó en un primer momento que se anunciaran expedientes de regulación temporal de empleo para los empleados de los establecimientos. Era cuestión de tiempo que los ERTE llegaran también a los talleres de las empresas textiles, que son incapaces de mantener el ritmo de producción, cuando no hay nadie en las calles para comprar. La venta en línea no es suficiente. Hay unos mil afectados que trabajan como administrativos, creativos, diseñadores o modistas en las fábricas ourensanas de Sociedad Textil Lonia, Adolfo Domínguez y Roberto Verino.

Gracias por leer La Voz de Galicia

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a todas las noticias de la web y la app, lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y consulta la hemeroteca
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

El parón en el textil castiga a sus talleres, con un millar de afectados