Los libros que ayudan a curar

La biblioterapia llega al Sergas; bibliotecas públicas y hospitalarias ofrecen 142 títulos con fin terapéutico


santiago / la voz

El abuelo que saltó por la ventana y se largó fue un éxito editorial publicado hace casi una década. La historia de Allan Karlsson, un nonagenario que decidió escaparse del hogar de ancianos en el que residía para vivir aventuras, no solo es una obra desternillante sino que transmite un mensaje muy positivo, la edad es un mero concepto teórico e incluso la discapacidad es algo relativo. Este libro es uno de los 142 que el Sergas ha incluido en su biblioterapia, un proyecto que acaba de arrancar y que ha llevado a las bibliotecas públicas y hospitalarias un catálogo de obras que sirven de ayuda en el ámbito de la salud mental.

 Todo comenzó gracias al padre de una niña que presentaba trastorno bipolar. Había echado de menos el disponer de libros o materiales de autoayuda para apoyar a su hija, e incluso para él, y así lo manifestó. «Sabíamos que había evidencia científica que respalda el uso de la autoayuda, considerándola como una herramienta más», dice Yolanda Triñanes, una de las coordinadores del proyecto que impulsa ACIS, la Axencia de Coñecemento en Saúde.

De momento todas las publicaciones están orientadas a la salud mental y a problemas emocionales, pero entre los objetivos de esta biblioteca figuran, además de aumentar los títulos incluidos, ampliarla a otro tipo de patologías. De hecho, uno de los referentes es Reading Well, una plataforma de Reino Unido en la que también hay publicaciones dirigidas a pacientes o familiares con enfermedades oncológicas, neurodegenerativas o crónicas.

Para seleccionar los libros se creó un grupo con dos subgrupos, uno con un perfil más clínico, en el que se integraron médicos, enfermeros, psicólogos o psiquiatras, y que se centró en los libros de autoayuda. Analizaron las enfermedades y los problemas emocionales más frecuentes «y la evidencia científica que hay sobre el uso de estos materiales», explica Triñanes. En el otro subgrupo, destinado a seleccionar las obras más creativas, literarias o biográficas, se integró Carlos Martínez, de la asociación Itínera y con mucha experiencia en estas iniciativas, así como profesores de literatura que también habían hecho proyectos similares.

No obstante, la selección final fue consensuada por todos, y contó con una aportación más, la de los propios pacientes, que recomendaron libros a través de asociaciones como Itínera o Feafes. Porque el catálogo va desde obras científicas para conocer la enfermedad, como Superar la esquizofrenia, de Edwin Fuller, Trastorno obsesivo compulsivo: una perspectiva cognitiva y neuropsicológica, de Frank Tallis, o La jaula dorada: el enigma de la anorexia nerviosa, de Hilde Bruch, hasta clásicos de la literatura, pasando por conocidos libros de autoayuda como los de Jorge Bucay o David D. Burns.

  De Hemingway a Neruda

Esta pequeña biblioteca está plagada de grandes obras. Porque cualquiera puede leerlas, «no hace falta ni que un profesional las recomiende, todos los familiares y pacientes que están en el hospital puedan ir y coger un libro», recuerda Triñanes. Y es que las propuestas realizadas por los propios pacientes incluyen autores reconocidos a nivel internacional. Gabriel García Márquez y su Crónica de una muerte anunciada; el recorrido biográfico de Neruda en su Confieso que he vivido; El nombre de la rosa, de Umberto Eco; El Hobbit, de Tolkien; o Momo de Michael Ende.

 El listado de los profesionales es más heterogéneo e incide más en la autoayuda. Las mujeres que aman demasiado pretende ayudar a mujeres que se encuentran en relaciones disfuncionales o destructivas; La razón por la que salto es una visión desde el punto de vista de niños con autismo para conocer sus comportamientos, aquello que adoran y odian; y Duelo por las vidas no vividas ayuda a personas que perdieron un hijo para entender mejor las emociones que se producen tras un suceso tan dramático.

 Así, hasta 142. Títulos clínicos que se combina con ficción. Como la de Salinger y El guardián entre el centeno, recomendable por su manera de acercarse y explicar una realidad social evitando tabúes, o Extraños en un tren, relaciones tóxicas explicadas a través de una novela que explora los aspectos más oscuros de la mente humana.

 Cuando se cumpla un año del proyecto los coordinadores de esta biblioterapia harán una evaluación. Quieren saber los índices de préstamo, es decir, si se recurre habitualmente a los libros, y también harán una encuesta de satisfacción a los usuarios, para que expliquen qué les ha parecido el libro y si les ha ayudado. También se está difundiendo el proyecto entre los profesionales de la atención primaria, para que no solo los especialistas recomienden estas lecturas sino también los médicos de familia.

 Hace más de cien años desde que los médicos recomiendan libros a sus pacientes como una herramienta más. Fundamentalmente para aliviar el malestar causado por trastornos mentales y problemas emocionales. Hoy en día ya son muchos los servicios sanitarios que incluyen la biblioterapia para que enfermos y familiares mejoren su bienestar. Aquí están algunas de las obras recomendadas:

SUPERAR LA ESQUIZOFRENIA

De Edwin Fuller Torrey. Aborda esta enfermedad desde la perspectiva del afectado y de su familia, incluyendo el estigma con el que aún se asocia.

EL VIEJO Y EL MAR

Uno de los clásicos de Ernest Hemingway. Novela corta, intensa y de calidad, que relata cómo la vida sigue y siempre hay algo o alguien que puede ayudar.

MATAR A UN RUISEÑOR

La conocida obra de Harper Lee, que Gregory Peck protagonizó en el cine, redunda en la moralidad del protagonista para defender la debilidad.

EL PRINCIPITO

No podía faltar este pequeño libro de Antoine de Saint-Exupéry. Novela breve presentada como obra infantil, pero que profundiza en la amistad y reflexiona sobre la humanidad.

INSTRUMENTAL

«Memorias de música, medicina y locura». Biografía de James Rhodes. Tributo al poder terapéutico de la música que aborda cómo puede cambiarle la vida a alguien.

UN MONSTRUO VIENE A VERME

De Patrick Ness. Libro en el que se basó Juan Antonio Bayona para la película del mismo nombre. Explica la aceptación de la muerte de un ser querido.

CONFIESO QUE HE VIVIDO

Pablo Neruda hace en este libro un recorrido por su vida con una prosa salpicada de imágenes poéticas, de gran capacidad evocadora para el lector.

 MARTES CON MI VIEJO PROFESOR

Biográfica. En ella Mitch Albom relata los encuentros con su antiguo profesor, tras conocer que este padece ELA ya en fase terminal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los libros que ayudan a curar