Una anomalía en el Atlántico apunta a un verano caluroso

El tiempo veraniego en Galicia dependerá directamente de la posición del anticiclón de las Azores


redacción / la voz

Coincidiendo con la etapa final de la primavera, se están registrando anomalías atmosféricas y oceánicas muy significativas. Al mismo tiempo que las altas temperaturas se concentran en el extremo norte de Europa, el calor propio de esta época del año se resiste a llegar a la Península. Mientras tanto, el vecino océano también presenta una situación muy atípica. «En el este del Atlántico norte estamos viendo un patrón de anomalías positivas en las latitudes medias y negativas en las tropicales. En el conjunto del Atlántico norte tendríamos el conocido patrón tripolar, con aguas más cálidas en la costa este de Estados Unidos y más frías en la región tropical y norte del océano», explica Juan Taboada, de MeteoGalicia.

En la parte tropical del Atlántico, frente a las costas africanas, la tempertura del agua está más fría de lo normal.
En la parte tropical del Atlántico, frente a las costas africanas, la tempertura del agua está más fría de lo normal.

Estas anomalías en la temperatura del agua podrían tener consecuencias en la dinámica atmosférica de los próximos meses. «En las zonas tropicales podría ocasionar menor presencia de tormentas tropicales, ya que estos sistemas dinámicos se alimentan de las aguas cálidas», recuerda Taboada. La temporada de huracanes comenzó el pasado uno de junio y las previsiones apuntan a que será más activa de lo habitual. Sin embargo, esas aguas más gélidas localizadas cerca de donde nacen podrían ayudar a inhibir su formación.

El actual comportamiento del patrón tripolar en el Atlántico también tendría efectos en las latitudes medias, aunque establecer una relación siempre resulta más complicado porque intervienen otros factores. «En contra de lo que pueda parecer una zona de agua más gélida puede ayudar a anclar el anticiclón, ya que enfría la columna por la base. Como el aire frío es más pesado que el cálido esto aumenta la estabilidad de la columna de aire y refuerza el anticiclón», añade Taboada. El tiempo veraniego en Galicia dependerá directamente de la posición del anticiclón de las Azores. «Si se sitúa al norte de la península ibérica será una estación seca y cálida, pero si se mantiene donde está ahora mismo será fresco y húmedo», advierte el meteorólogo.

Para saber, o por lo menos intuir, qué cabe esperar de las condiciones en el próximo período estival se puede observar qué ocurrió en Galicia la última vez que se registró una situación parecida. «Durante el verano de 1989 tuvimos un patrón semejante y acabó siendo el más cálido de la serie histórica hasta que el 2003 rompió el récord», añade Taboada. En el verano del 2003 se registró una de las olas de calor más intensas de la historia reciente que dejó miles de muertos en toda Europa. Solo en España fallecieron unas 13.000 personas.

Hoy la inestabilidad vuelve a ser protagonista en Galicia. La borrasca que afecta a la comunidad dejará lluvias generalizadas y además temperaturas bajas para la época del año al menos hasta el martes. La buena noticia es que las anomalías actuales en el Atlántico apuntan a un verano seco y caluroso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Una anomalía en el Atlántico apunta a un verano caluroso