«Quero ter igualdade de condicións»

Un pobrense con discapacidad pretende sacar el carné para llevar una caravana, pero todo son trabas


Ribeira / La Voz

Apenas había cumplido 18 años cuando la vida le puso el primer obstáculo: sufrió un accidente de tráfico en su moto que lo llevó a estar ingresado en el hospital durante más de seis meses, sufriendo un sinfín de operaciones que no permitieron recuperar su maltrecha pierna izquierda y lo condenaron a andar con ayuda el resto de su vida. «Teño unha discapacidade do 75 %, e sen o bitutor para agarrar a perna e as muletas non podo facer nada», confiesa el pobrense Ramón Fernández, que, pese a sufrir esta limitación, siempre ha querido llevar una vida lo más normal posible.

Por eso, cuando reunió fuerzas suficientes, se marcó como objetivo sacar el permiso de conducir, «porque a min é unha cousa que me gustou desde sempre, e o accidente non me quitou as ganas». Para conseguir el carné tuvo que adecuar su propio coche, que es automático -no tiene embrague y solo se precisa la pierna derecha para manejar el freno y el acelerador- y al que instaló doble pedal para que un monitor de autoescuela pudiera hacer con él las prácticas y le sirviera también para examinarse. «Tiven que colocar os pedais, solicitar permisos a Industria e pasar unha ITV especial, para logo volver a sacalos e facer outra inspección. Entre unhas cousas e outras, foron uns 600 euros, e para facer só dúas prácticas e un exame de menos de vinte minutos», apunta.

Ramón obtuvo el permiso en el 2001 y desde entonces ha conducido con normalidad y sin tener ningún problema. Sin embargo, hace cuatro años se fijó una nueva meta: poder ampliar el carné de conducir (B+E) para comprar una caravana e irse de vacaciones, o para llevar un remolque -de más de 3.500 kilos- para transportar los caballos de sus hijas. Aquí llegó el gran problema, puesto que no existe ninguna autoescuela en Galicia en la que pueda sacar este tipo de permiso atendiendo a su situación.

Sin solución a la vista

«Estiven varias veces en Tráfico e o único que fixeron foi mandarme dun lado para outro sen darme ningunha solución. Só che buscan complicacións e, tal e como está un, non che dan ningunha facilidade». Pero Ramón tampoco la busca, ya que lo único que pide es tener las mismas oportunidades que cualquier persona. «Quero ter igualdade de condicións, nin privilexios nin discriminacións», insiste, al mismo tiempo que recuerda que lleva 17 años con el carné.

La autoescuela coruñesa Lespar es la única de la provincia que dispone de coches adaptados para personas con problemas de movilidad; sin embargo, no cuenta con ningún vehículo automático que tenga el gancho y tampoco dispone de remolque para hacer las prácticas. Su director, Alberto Uzal, conoce perfectamente el caso de Ramón Fernández e incluso intentó buscar en toda Galicia un centro para que pudiera hacer las prácticas, «pero es como buscar una aguja en un pajar; es una situación muy especial y no se puede pretender que una autoescuela cubra todas las necesidades de cada uno de los alumnos».

«Desembolso importante»

Alberto Uzal reconoció que para las academias «es una inversión nula, porque hay que hacer un desembolso muy importante y solo para que se presente un alumno o como mucho dos en diez o veinte años». La única solución que Alberto Uzal ve más viable es que el pobrense vuelva a acondicionar su automóvil particular para poder ampliar el permiso.

Sin embargo, Ramón Fernández considera que es un coste demasiado elevado y que, si fuera una persona que no estuviera en su situación, no tendría por qué abonarlo. Según los cálculos que ha realizado, a los 600 euros de la instalación de los pedales y las ITV habría que sumar el precio de sacar el carné y las prácticas, con lo que el presupuesto podría dispararse a los 1.000 euros, «un diñeiro que outro tipo de persoa non tería que pagar».

Por escrito

Pero no todas las puertas están cerradas para él, ya que desde las oficinas centrales de la DGT en Madrid han mostrado interés por intentar buscar una solución para su caso.

Eso sí, primero deberá presentar un escrito con toda la documentación relativa a su situación y después se procederá a estudiar su expediente. Ramón Fernández no lo duda: «Eu farei todo o que faga falta para conseguilo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Quero ter igualdade de condicións»