«Nos cuesta mucho pedir, y más en voz alta»

Prepara a los responsables de las oenegés para presentar proyectos y dirigirlos


redacción / la voz

Carlos Cortés León es el director académico de SVA, el curso formativo para personas que trabajan en el tercer sector -en esta edición, provenientes de 17 entidades sociales- y que nace al amparo del programa Más Social de la Fundación Barrié. Ayer fue el último taller de los «alumnos», que llevan desde el mes de abril trabajando.

-En esta jornada los participantes tuvieron que presentar su proyecto a un grupo de colaboradores de Más Social. ¿Qué tal ha ido la experiencia?

-Todos me han dicho que salieron muy contentos. Hemos estado todo el día trabajando y ese entrenamiento les ha servido para mejorar sus habilidades a la hora de presentar un proyecto.

-En general, ¿en qué fallamos en las presentaciones?

-Nos cuesta pedir. No nos sentimos cómodos, y es curioso porque preferimos dar. Digo que es curioso porque en general estamos encantados de ayudar pero no tenemos la «generosidad» de permitir que alguien nos ayude.

-Pedir en voz alta es mucho peor, además...

-Efectivamente. Pero creo que vamos mejorando bastante. Una cosa que destacaría es que se avanza en la presentación de proyectos desde el punto de vista del interlocutor. Eso es muy importante, ponerse en su marco mental, en el lugar del otro.

-Usted se define como lutier de personas. ¿Por qué a veces uno acaba desmotivado con un proyecto?

-En el caso del tercer sector, yo defiendo que haya sueldos acorde con los trabajos que hacen, que a veces son muy difíciles; no quiero poner ejemplos pero es fácil entenderlo. Y también hay que saber gestionar las emociones: se vive una intensidad emocional tal que puede ser una montaña rusa, y eso puede suponer un desgaste.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Nos cuesta mucho pedir, y más en voz alta»