Teoría de colas

Cuando el vuelo es hacia Italia y hay mayoría de extranjeros, hay unos follones tremendos porque muchos pasajeros se ofenden al ver a los italianos colarse


Científico

En el Reino Unido, y particularmente en Inglaterra, es un deporte nacional. Contaba George Mikes que los miembros de la familia hacen cola en sus propias casas para entrar en el cuarto de baño o para coger los platos al comer. En los aeropuertos es espectacular. Algunas veces hacen colas donde no hay nada, y es que uno empezó la cola y siguieron los demás.

Los alemanes y españoles aceptan las colas, aunque no les gustan demasiado, pero el país más espectacular es Italia. Es divertidísimo.

El concepto de cola en Italia es relativo. Son tumultos desordenados. En Italia la cola del embarque casi siempre comienza con dos filas, con un pequeño grupo en el medio de las dos. No se debe cometer nunca el error de ponerse uno en las filas, sino en el grupo del medio. A los españoles nos parece un poco ilegal, pero nos damos cuenta de que todos lo hacen y allí nos metemos. Los alemanes e ingleses ni se lo plantean y siguen en la cola.

Cuando se abre el embarque, veréis que lo que avanza es el tumulto del centro y las colas ni se mueven: son los extranjeros que miran sorprendidos cómo es que llegaron primero y ahora van a embarcar los últimos. Esto es particularmente notable en los vuelos de bajo coste, como Ryanair, donde la pelea por el sitio es salvaje. Pero da igual la compañía, clase social o edad porque es un hábito cultural, que yo no sé de dónde sale, pero me parece que el orden de las legiones romanas es un mito y, si fuera cierto, seguro que no hacían filas de a uno. Comprendo que dominaran Britania. Me imagino a los ingleses en filas de a uno y a los romanos atacando en grupos por todos los lados, y machacándolos. Eso sí, al llegar a Escocia ya tuvieron problemas porque los escoceses son diferentes.

Cuando el vuelo es hacia Italia y hay mayoría de gente no italiana, si es en España o Alemania hay a veces unos follones tremendos porque muchos pasajeros se sienten ofendidos cuando los italianos se cuelan y no respetan la cola. No se dan cuenta de que es una costumbre nacional. Y además, ¿dónde se dice que hay que hacer cola? Y si lo dicen, ¿quién dice que es de uno en uno? Puede ser perfectamente en filas de a diez. Los ingleses y escandinavos no sé qué piensan, pero no protestan; siguen en la cola impertérritos y, por supuesto, embarcan de últimos y tienen que dejar el equipaje de mano en la bodega.

Una de las cosas más divertidas en los viajes son las colas en los aeropuertos. Ya es sabido que los modelos matemáticos de teoría de colas (Queueing theory) nunca funcionaron bien en la vida real y es que los inventores no se dieron cuenta de que más que un modelo matemático es un modelo sociológico, y las particularidades nacionales cuentan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Comentarios

Teoría de colas