santiago / redacción

Ni papel firmado por los padres pidiendo que no hagan la prueba ni cualquier otro tipo de medida de protesta va a evitar que hoy los alumnos de 3.º de primaria que vayan al colegio realicen la evaluación individualizada que contempla la Lomce. La única forma de que esquiven esta prueba es si faltan a clase en la jornada de hoy. Esto es lo que anima a hacer la federación de APA de colegios públicos de Galicia (Confapa) y la Confederación de Anpas Galegas, aunque ambos colectivos de padres asumen que para muchas familias será una conciliación imposible.

Según los cálculos de Helena Gómez Vecino, presidenta de Confapa, hoy podrían faltar al colegio unos 7.000 alumnos de tercero, la mitad de los que estudian en centros públicos y una parte importante de los 22.000 convocados por Educación. Fernando Lacaci, vicepresidente de la Confederación de Anpas Galegas, cree que «a posición dos pais xa é de enfado porque é unha proba que ata a consellería admite que non vai a servir para nada», pero su colectivo no pide tanto la ausencia de los niños -por las dificultades para la conciliación- como apuesta por el envío masivo de cartas de rechazo al registro general de la Xunta y escritos ejerciendo el derecho a que se cancelen los datos personales de sus hijos en el caso de que hiciesen la reválida.

Sin «huelga» en la concertada

Frente a una postura más activa, el APA de los colegios concertados (Congapa) es contraria a esta «huelga» de padres y, aunque no le gusta la prueba, considera que «los niños deben ir con regularidad al centro como un día normal»; eso sí, María José Mansilla, su presidenta, asegura respetar que «unos padres decidan en conciencia no enviar a sus hijos».

Por su parte, los sindicatos de profesores están todos en contra del examen. Por ejemplo, el secretario xeral de CIG-Ensino, Anxo Louzao, califica la reválida de «aberración pedagóxica» que pone en tela de juicio el trabajo del profesorado y «é o anticipo do que van ser as reválidas da Lomce». Luz López, secretaria xeral de CC.?OO. Ensino, apoya la convocatoria de los padres y recuerda que si «os rapaces non van o primeiro día da proba o segundo día non pode contar», y así los padres se evitan tener que encontrar un sitio dónde dejar a los niños dos jornadas seguidas. En cuanto a una movilización del profesorado, recuerda que «exercer os dereitos é complicado cando se traballa con menores», y por eso no se ha programado ningún acto de protesta. También FETE-UGT está de parte de los padres, al igual que STEG.

ANPE, por su parte, aunque tampoco comparte la puesta en marcha de la prueba, recuerda que «los sindicatos presentaron resoluciones de las juntas de personal» contra la misma, pero «las leyes están para cumplirlas».

Moción en el Parlamento

El Parlamento de Galicia abordó ayer una moción del diputado de AGE Ramón Vázquez para evitar la aplicación de la reválida, moción que fue apoyada por la oposición pero que resultó rechazada por la mayoría de Gobierno.

Hipólito Fariñas (PP) defendió la Lomce y aprovechó para recordar que el examen no es una reválida, ya que en ningún caso supondrá un problema para pasar de curso, sino que es un elemento más a tener en cuenta por padres y claustro. «Se trata -concretó Fariñas- dunha proba individualizada para avaliar os avances no sistema educativo».

Dos sesiones con un pequeño descanso

La prueba tendrá la misma estructura los dos días y en total los niños realizarán dos cuadernos de competencia lingüística y otros tantos de competencia matemática. En ambas jornadas, el primero de los exámenes será de lengua y no podrá durar más de una hora; después llegará un descanso de treinta minutos, y entonces se hará el segundo cuaderno, el de competencia matemática, que será de menos de 50 minutos.

Mañana jueves la prueba seguirá el mismo orden. La hora de inicio de las evaluaciones será más o menos la misma en todos los centros.

Según explicó la Consellería de Educación, una vez «cargados los datos» en el programa informático del colegio se sabrá cuántos niños han hecho la prueba. Lo que no ha confirmado la Xunta es si el dato de participación del alumno se hará público. Los centros tendrán hasta el 5 de junio para corregir los exámenes, que lo harán profesores de otras clases.

Conciliación en Ourense

Como muchas familias no podrán dejar a sus hijos de 8 años en casa porque no tienen con quién, la APA de colegios públicos ourensana, FapaOurense ha organizado una proyección cinematográfica en el Auditorio municipal a partir de las 10.15 horas. Está dirigido al alumnado de tercero, y se trata de una serie de cortos, los ganadores del Festival de Cine Internacional de Ourense -un concurso en el que participaron estudiantes no universitarios-. Después se visionará la película de animación O Pequeno Mago, dirigida por Roque Cameselle y producida por Deboura Cinema, que está rodada en gallego y basada en la novela de inspiración histórica Bieito Dubidoso, escrita también por Roque Cameselle y publicada por Edicións Xerais en el 2003.

Ante San Caetano

Por otra parte, la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público ha convocado un acto más reivindicativo, una concentración ante la Consellería de Educación en San Caetano, en Santiago, para las 11.30 horas de hoy. En su manifiesto, recuerda la entidad que «non hai ningunha razón que xustifique que un neno de 8 anos teña que pasar a presión dunha proba».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos

Todos los niños de tercero que vayan hoy a clase deberán hacer la reválida