El mayor trasvase del mundo

El agua del Yangtsé llega a Pekín tras culminar el primero de los tres canales que transportan agua desde el sur de China


El agua del Yangtsé llegó este sábado a Pekín en la culminación de la primera de las tres rutas que contempla el mayor trasvase del mundo, que transporta agua desde el húmedo sur hasta el seco norte de China, según informaron los medios oficiales.

El caudal del río más largo de Asia y tercero del mundo empezó a fluir por Pekín, Tianjin y otras ciudades del norte del país justo el día en que se cumple el duodécimo aniversario del inicio de las obras de esta gigantesca obra de ingeniería. Con su llegada a la capital china, el agua del Yangtsé completó el viaje que empezó desde el sur de China el pasado viernes 12 de diciembre, cuando se puso en marcha el trasvase, y que le ha llevado 15 días durante los que ha recorrido 1.200 kilómetros. A partir de ahora, Pekín recibirá un flujo adicional de agua que se espera que alivie la fuerte presión hídrica que sufre, aunque no será suficiente para solucionar sus problemas de abastecimiento, según explicó el responsable del proyecto en la capital, Sun Guosheng, a la agencia oficial Xinhua.

En el 2015, la capital china contará con alrededor de 800 millones de metros cúbicos procedentes del Yangtsé, que, cuando la infraestructura funcione a pleno rendimiento, proporcionará 1.000 millones de metros cúbicos anuales a la ciudad. Gracias a este trasvase, el suministro hídrico medio de Pekín ascenderá de los 100 metros cúbitos por persona y año actuales a los 150, según los cálculos de la agencia oficial China News Service.

El trasvase sur-norte es una de las obras públicas más ambiciosas de China, que, por sus enormes dimensiones, ha sido comparado con la construcción de la Gran Muralla.

Ideado en 1952 por el entonces mandatario chino Mao Zedong, las dificultades técnicas del proyecto retrasaron su aprobación casi medio siglo, mientras que el comienzo de las obras tuvo que esperar hasta el 27 de diciembre del 2002. Esta infraestructura busca abastecer la mitad septentrional del país, que sufre abundantes sequías, con agua de la mitad meridional, que por contra es frecuente escenario de inundaciones.

El coste total del trasvase se estima en 81.000 millones de dólares (66.000 millones de euros), el triple que otro famoso proyecto hidráulico chino, la Presa de las Tres Gargantas.

En realidad, el trasvase sur-norte incluye tres trasvases o ramales, que desviarán agua del Yangtsé en sus cursos alto, medio y bajo, de los que por ahora sólo funciona el segundo.

La ruta intermedia, la única que se ha inaugurado, consiste en un canal de más de 1.200 kilómetros de longitud que conduce las aguas del Yangtsé, partiendo de su curso medio, hasta Pekín, Tianjin y las provincias de Hubei, Henan y Hebei,

La segunda ruta, la oriental, trasladará las aguas del curso inferior del río Yangtsé a través de un canal de unos 1.000 kilómetros hasta la llanura del río Amarillo, el Huaihé, el Haihé y la provincia de Shandong, mientras que la tercera ruta partirá del curso superior y llegará a las provincias del noroeste de China. Las autoridades chinas tienen previsto que las tres partes del trasvase estén operativas hacia mediados de siglo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El mayor trasvase del mundo