Los farmacéuticos se sienten «incómodos» porque los clientes «protestan»

El laboratorio farmacéutico Sanofi Pasteur MSD, fabricante de la vacuna, presentó un recurso contra el Ministerio de Sanidad por impedir la venta libre


Las contundentes críticas de los pediatras a la decisión del Ministerio de Sanidad de no liberar nuevos lotes de Varivax desde el verano pasado, forzando el desabastecimiento en las farmacias, han tenido eco en otro colectivo afectado por esta medida: el de los propios farmacéuticos, que ven cómo ciudades portuguesas como Chaves o Valença do Minho hacen negocio con un producto que al otro lado de la frontera no se puede conseguir. «No es que el Varivax se venda mucho, pero es cierto que aquí no lo tenemos y en Portugal sí, un problema que seguramente tendrán también nuestros colegas de Pontevedra», afirma Vicente Álvarez, presidente del Colexio Oficial de Farmacéuticos de Ourense.

Pero el principal contratiempo no es económico, sino «la incomodidad que produce esta situación, porque los clientes, que vienen por recomendación de los pediatras, protestan» al irse con las manos vacías.

Álvarez alerta del riesgo que supone comprar una vacuna «al margen del cauce oficial», especialmente si se hace por Internet, y constata asimismo que numerosos gallegos están buscando este producto en farmacias de otras zonas, como Navarra.

Denuncia del laboratorio

El laboratorio farmacéutico Sanofi Pasteur MSD, fabricante de la vacuna Varivax, presentó en abril un recurso contencioso-administrativo contra el Ministerio de Sanidad por impedir la venta libre en las farmacias de su producto contra la varicela, aprobado en nuestro país desde el año 2003 para su uso en niños con más de 12 meses.

Y también Sanofi, al igual que los farmacéuticos, ha mostrado su preocupación por la adquisición de la vacuna por canales poco seguros, como Internet.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Los farmacéuticos se sienten «incómodos» porque los clientes «protestan»