La UE, dividida sobre el aumento del precio del CO2

AFP

SOCIEDAD

Seis países piden a los diputados europeos que voten a favor de la medida de encarecimiento para «salvar ocho años de lucha contra el cambio climático»

12 abr 2013 . Actualizado a las 23:14 h.

Seis países de la Unión Europea (UE) pidieron este viernes a los diputados europeos que el martes que viene voten a favor de una medida destinada a aumentar el precio de la tonelada de CO2 y así salvar «ocho años de lucha contra el calentamiento climático».

La movilización de los ministros de Medio Ambiente francés, alemán, británico, sueco, danés e italiano responde a la consigna que lanzó el grupo del Partido Popular Europeo (PPE, derecha), la primera fuerza del Parlamento Europeo, para votar contra esta medida.

La comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, propuso bloquear 900 millones de toneladas de CO2 de las 8.500 millones que serán subastadas durante el periodo 2013-2020 para hacer subir su precio, que cayó a menos de 5 euros la tonelada, una medida sobre la que tendrán que pronunciarse los diputados europeos durante una votación prevista para el próximo martes.

«Estamos decididos a rechazar esta proposición y este voto es importante», anunció la eurodiputada finlandesa Eija Ritta Korhola, del PPE, grupo que decidió presentar una enmienda para rechazar la proposición. El PPE, que representa un tercio de los 754 diputados del Parlamento Europeo, cuenta también con el apoyo de otros grupos.

El ministro polaco de Medio Ambiente, Marcin Korolec, contrario al aumento del precio del CO2, celebró el «sentido común» del PPE, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

En caso de que la acción no prospere, «se perderán ocho años de acciones contra el calentamiento climático», lamentan los seis ministros en su carta abierta. «Necesitamos un gesto eficaz sobre los precios si no queremos poner en peligro nuestros objetivos a largo plazo», insisten.

Principal instrumento de los compromisos climáticos europeos, el mercado de cuotas de emisión de CO2 (ETS) está en crisis. El precio de la tonelada de carbón descendió hasta los 4,80 euros, frente a los 10 euros de hace un año.

Hedegaard ya advirtió contra la instauración de medidas nacionales en los Estados miembro cuya consecuencia sería distorsiones de competencia.

El PPE tiene la votación en sus manos, subraya su entorno. «La votación estará muy muy reñida. Cruzamos los dedos y si la proposición es adoptada lo será por una muy pequeña mayoría», añadió.