Garoña tendrá que adaptarse a las pruebas de resistencia

El Gobierno estudió ayer la prolongación de la vida útil de la nuclear

El alcalde de Villar de Cañas, José Luis Saiz (centro), celebra con sus vecinos la elección.
El alcalde de Villar de Cañas, José Luis Saiz (centro), celebra con sus vecinos la elección.

redacción / la voz

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció ayer que el titular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, encargará un informe al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para conocer la posibilidad de prolongar la vida útil de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).

El Ministerio de Industria concedió, en julio del 2009, una autorización de explotación al titular de Garoña válida hasta el 6 de julio del 2013. El CSN indicó ayer que estudiará las condiciones y requisitos de seguridad aplicables a la explotación de la instalación más allá de esa fecha, que, en cualquier caso, «tendrían también que contemplar las mejoras establecidas en el informe final de las pruebas de resistencia» realizadas este año a raíz del accidente de Fukushima (Japón).

Las conclusiones del informe, presentadas por el CSN el pasado 22 de diciembre, incluyen la propuesta de diversas mejoras. Por ejemplo, ante el hipotético caso de una inundación interna derivada de un seísmo, el Consejo identifica «la conveniencia de implantar una mejora en la estructura de toma para hacer frente con mayor robustez a una rotura en la tubería de agua de circulación».

Respecto a los efectos de rotura potencial de presas aguas arriba del emplazamiento de la planta -a 158 kilómetros se encuentra la presa del Ebro-, los análisis del CSN difieren de los contemplados en los planes de emergencia de presas dentro de la práctica española. En vista de estos resultados, el CSN considera que «deberán acometerse las acciones necesarias para armonizar ambos planteamientos».

Garoña aprueba en las medidas ante una pérdida de energía eléctrica exterior (LOOP), pero propone medidas para aumentar las fortalezas de la central ante un escenario de pérdida total de la corriente alterna (SBO), que incluyen nuevos equipos motogeneradores. El CSN también pide acciones de refuerzo de las comunicaciones de la central para el caso de un SBO prolongado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Garoña tendrá que adaptarse a las pruebas de resistencia