El fin de una era espacial

El «Atlantis» da por terminado un programa que comenzó en 1981


nueva york / corresponsal

La NASA cierra hoy, si las tormentas de Florida no lo impiden, una importantísima etapa de su historia, una época en la que se dio el salto definitivo e internacional del hombre al espacio gracias a los transbordadores, unos vehículos a medio camino entre aviones y cohetes que se caracterizaron por su enorme capacidad de carga y su posibilidad de reutilización. En ellos se trasladaron las piezas de la estación espacial internacional (ISS) una vez terminada, por eso se pueden retirar.

¿Qué es un transbordador?

Es un vehículo espacial que a diferencia de sus predecesores, los cohetes, puede volver a utilizarse. Eso quiere decir que puede despegar, volar y volver a aterrizar.

¿Desde cuándo se usan?

En los años sesenta la NASA había planteado la necesidad de proyectar un sistema alternativo a los cohetes Mercury, Gemini y Apollo, y que pudiera utilizarse más de una vez. El primero que resultó operativo fue el Columbia.

¿Para qué sirven?

Como nacen de un acuerdo NASA-Fuerzas Aéreas, los transbordadores han tenido un uso civil y militar. En lo primero han servido para enviar material, repuestos y tripulaciones a la ISS, realizar experimentos en condiciones de falta de gravedad y lanzar sondas espaciales; militarmente, han servido para poner en órbita satélites del Ejército.

¿Cuánto dinero ha costado este programa?

El coste total del programa se estima en unos 150.000 millones de euros, mucho más que los 100.000 millones que gastó la NASA en el programa Apollo, que consiguió llevar un astronauta a la Luna.

¿Cómo irán ahora a la estación espacial?

Estados Unidos se ha quedado sin vehículos capaces de llevar a sus astronautas al espacio. A partir de ahora dependerán de los vehículos rusos, las Soyuz, para ir a la estación espacial y de otras agencias, para el lanzamiento de satélites. Pero la NASA ya ha puesto en marcha el desarrollo del próximo vehículo espacial y lo único claro es que participarán, por primera vez en la historia espacial, empresas privadas. Puede que tarde al menos diez años en concretarse.

¿Algún español voló en un transbordador?

Sí, dos. El primero fue Miguel López Alegría, que nació en Madrid en 1958 de padres extremeños pero que se crio en Estados Unidos y de hecho tiene esa nacionalidad; subió en 1995. El segundo, aunque primer español 100 %, fue Pedro Duque, que subió al Discovery en el 98.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El fin de una era espacial