Investigan el origen de un meteorito avistado en Galicia

El Observatorio Astronómico de Santiago, que estudia bólidos que cruzan el cielo, captó uno muy brillante en septiembre


Pese a la proliferación de embustes a cuenta de falsos ovnis y meteoritos, la caída de bólidos a la Tierra es muy frecuente y cada vez se detectan mejor en Galicia. Astrónomos de la Universidade de Santiago estudian un meteorito que cruzó el cielo gallego la noche del 28 de septiembre pasado. La trayectoria de su bola de fuego al atravesar la atmósfera fue captada por las cámaras de vídeo instaladas en el Observatorio Astronómico Ramón María Aller y que desde la primavera ya vigilan permanentemente el firmamento. También tienen imágenes de otro caído en junio pasado. «Estamos calculando la trayectoria para certificar a qué cometa o asteroide provenía», señaló el astrónomo Pedro Pablo Campo Díaz, aunque, según todos los indicios, podría provenir de las coordenadas de Delta Aurígida, desde donde se preveía la lluvia de meteoros para esos días. La grabación recogió un brillante destello al final del recorrido, atravesando con trayectoria de oeste a noroeste la atmósfera, hasta caer sobre el mar. El fenómeno podría haber sido contemplado también desde Asturias, Castilla y León y norte de Portugal. El director del observatorio, José Ángel Docobo, dijo que el sistema de grabación de bólidos todavía está en pruebas e incluirá antes de final de año otra cámara en el campus de Lugo, a cargo del profesor Manuel Andrade. «El del 28 de septiembre no es el único; cada mes suele haber al menos uno muy brillante pero se captan otros muchos», señaló Docobo. Como llevan años colaborando en la red de observación, estudiaron casos como el del bólido que en 1996 atravesó Galicia desde Verín a Ortigueira y cayó al mar. En el que cayó en Villalbeto de la Peña (Palencia) dejando una gran estela pudo determinarse, por primera vez en España, la órbita de un fragmento de asteroide de unos 750 kilos que en la atmósfera entró a 61.000 kilómetros por hora. Tras un año de investigaciones, incluso se recuperaron varios fragmentos del meteorito. Otro que pudo verse en pleno día fue grabado en el 2005 pasando fugazmente entre Ribadeo y el norte de Portugal, donde cayó. No se encontraron restos de ninguno. Es difícil dar con ellos pues, según miembros de la red de astrónomos que los rastrea, no son más de dos o tres los que caen en España con una masa superior al kilo. La mayoría se desintegran en trozos muy pequeños. No obstante, algunos de los más famosos investigados recientemente en Galicia no eran meteoritos asociados a asteroides, sino chatarra espacial o fenómenos geológicos. Fue el caso de la estela que hace unos años dejó la reentrada de parte de una nave rusa Soyuz, que pudo verse en distintos puntos de Galicia, o el evento de Cando, aldea coruñesa donde apareció un gran cráter y árboles desplazados. Como recuerda Pedro Pablo Campo, la investigación determinó entonces que se trataba de un fenómeno geológico provocado por una acumulación de gas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Investigan el origen de un meteorito avistado en Galicia