Los moros tendrán que esperar

Celebración Batalla de moros y cristianos en A Saínza, en Rairiz de Veiga Los vecinos del municipio limiao recrearon el tradicional choque de civilizaciones


la voz | ourense

Si algo queda claro cada año en la romería de A Saínza, en Rairiz de Veiga, es que los moros tienen menos papeletas para ganar la batalla contra los cristianos que el Villarreal para alzarse con el título de la liga de fútbol. Eso sí, ganas le ponen todas las del mundo, y más, y no se acobardan.Como cada año, en Rairiz de Veiga se dieron cita cientos de personas para presenciar el tradicional Combate de Mouros e Cristiáns, que se incluye en el programa de las Festas da Saínza -que se desarrollaron durante todo el fin de semana-. La tradición manda en A Saínza, y antes de la batalla se celebra la procesión de la Virxe das Mercedes desde la iglesia de Rairiz de Veiga al Castelo da Saínza. En este lugar se celebra todos los años la misa previa al combate, presidida por la referida imagen.El bien contra el malCon el apartado oficial religioso cumplimentado, los vecinos escenifican el combate. El narrador lo deja claro en su introducción: «O que aquí imos presenciar é un choque de civilizacións, a loita do ben contra o mal, do branco contra o negro». Y para que nadie se llame a engaño matiza que el simbolismo es la clave de la batalla y que los espíritus de los guerreros «agocharanse logo de novo pola lagoa de Antela».El argumento es de todos conocido: los guerreros de la media luna, que son «tiranos e provocadores», roban el estandarte «da Nosa Señora da Mercede» a las tropas cristianas -el capitán de las mismas ya realizó con anterioridad la ofrenda a la virgen para que fuese «a nosa excelsa capitana»-. Éstos, ofendidos, tratan de recuperar el pendón, fracasando en un primer intento -la representación de la batalla cuerpo a cuerpo- y, tras mostrarse la vía diplomática como un nuevo fracaso, se recurre a la lucha para recuperar el estandarte al famoso gritos de «se guerra queredes, guerra teredes» y alzase con el castillo de A Saínza, tomado por los moros. Y también como manda la tradición, el combate se cierra haciendo estallar una espectacular traca en el campo de batalla de A Saínza. La romería de Rairiz de Veiga se completó en esta ocasión con la cuarta edición del festival Sons da Veiga y el encuentro de Músicos Tradicionais da Limia. En el primero de los certámenes participaron Festicultores, Singuer Mornings y Os Kamándulas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los moros tendrán que esperar