El arte se hizo caña

La Voz

SOCIEDAD

Simón Balvís

21 nov 2001 . Actualizado a las 06:00 h.

Lorenzo Quinn, escultor, artista de diferentes disciplinas e hijo del inolvidable Anthony Quinn, estuvo ayer en Galicia. Lo hizo por un motivo curioso y agradable, como es presentar un diseño suyo, un original brazo de bronce que realmente es un grifo para cañas. Que yo sepa, estuvo en dos sitios, en A Fiada de Boiro, y en La Roca de A Coruña con su Brindemos por la amistad que así se llama el surtidor. Anduve yo camuflada entre el gentío y lo pude ver de cerca y eché en falta, no sé, algo del glamour que se le supone a las estrellas de Hollywood. Tal vez resultó demasiado normal, agradable, ni muy simpático ni muy soso, y en plan colega. Llegó sin su espectacular mujer y podía ser el hijo de Anthony Quinn o de Antonio Quinto. En Boiro se presentó con algo así como «ahí está, ¿alguien quiere?». Por cierto, el chico prefiere el cubata a la cerveza. En fin, no me malinterpreten, que me cayó bien, pero una no conoce a diario a gente del star system y le gustaría que le dejasen huella. Otra vez será. POCA VISTA. Ahora les cuento la última de Carlos de Inglaterra. Está el hombre con un ojo a la funerala, ya ven la foto. No es que el heredero tenga poca vista, que parece que también, ni que haya sufrido un accidente con su pluma Montblanc durante una jornada de duro trabajo. Ha sido algo menos aristocrático: estaba serrando árboles en su residencia de Highgrove ?como lo leen? y le entró serrín en un ojo. Por Dios, no se rían, que el pobre está sufriendo mucho. PONERSE LAS BOTAS. Eso es lo que va a hacer la familia Fox, después de que su vástago más ilustre, Vicente ?es decir, el presidente de México? luciese unas botas camperas de charol marca de la casa que dieron la vuelta al mundo (fue en la recepción ofrecida por los Reyes de España y Fox evitó así ponerse zapato normal con el traje de gala). Según se calcula, la venta de unos 2.600 pares supondrá para la ya saneada fortuna familiar algo así como 400.000 dólares (allá voy con la conversión: 76 millones de pesetas o, si se prefiere, 457.000 euros). BIOGRAFÍA «LIGHT». Es light, y mucho, la biografía que la griega Helena Matheopoulos ha dedicado a Plácido Domingo, bajo el título Mis personajes, mi vida (Editorial Ma Non Troppo). Ella es una fan incondicional y amiga del cantante, al que eleva casi a los altares. Dice que es inteligente, con enorme capacidad de concentración, gran corazón y que ha revolucionado el mundo de la ópera. Pues vale, pero de chicha, nada. Y eso que dicen que no es precisamente el mayor ejemplo de fidelidad conyugal... UN PUEBLO BUSCA POBRES. El alcalde de Canena (Jaén), Ángel García, busca personas pobres para entregarles tres fincas que un vecino, Antonio Bautista, dejó en su testamento para los desfavorecidos. Canena tiene dos mil habitantes y, por lo que se ve, ninguno anda mal de liquidez. Según dice el alcalde, hay gente necesitada pero no pobre. Pues las fincas valen 30 millones de pesetas.