«Juego de Tronos»: Si hay una Mary Sue, esa es Jon Snow

La hazaña de Arya Stark en el episodio «La Larga Noche» le ha valido llevarse una etiqueta con un tufo sexista que ya le han colgado también a Rey y Capitana Marvel. Ojo, spoilers

Arya Stark en Braavos
Arya Stark en Braavos

Santiago / La Voz

Siete temporadas le ha llevado a la pequeña de los Stark llegar a ese instante. Ser esa persona que clava la daga de vidriagón y salva el mundo. Seguramente no habrían pasado más de siete segundos cuando alguien le colgó la etiqueta: Mary Sue. Y empezó a gritarla en las redes sociales como una especie de exorcismo de esa Larga Noche que no ha terminado como él esperaba. ¿Cómo una mujer va a matar al Rey de la Noche? Eso no es creíble, porque una hazaña de esas dimensiones solo podía llevarla a cabo otro personaje. Y sin embargo, si en Juego de Tronos hay una Mary Sue, esa es Jon Snow

Lo dice con total convencimiento Enrique Lojo, presidente de la Asociación Sindical Galega de Guionistas. Algo así como un personaje que, a pesar de ser plano, siempre cae de pie. «La Mary Sue es una idealización, un héroe ideal. Y lo que pasa es que tienden a ser sosos. La perfección es sosa». El que no es creíble, sintiéndolo mucho, es él.

«Jon Snow es un poco sieso, un sosainas», dice Lojo. Íntegro, con valores, nunca da un paso en falso, es un buen compañero, es guapo «y encima está concebido para dar un poco de penita, porque es un bastardo. Está concebido para que te guste, para que sientas compasión por él en un inicio y luego para que lo admires». Un líder nato. Y lo peor, lo lleva en la sangre. Ha nacido para ser el héroe.

«Es que Arya es todo lo contrario a una Mary Sue, es una antiheroína». Se mueve por la venganza, tiene un punto psicópata. «No sigue el canon de belleza y se define respecto a su hermana. Sansa sería la Mary Sue a ojos de la realidad, porque sería la hija perfecta». Cosa que luego no ocurre, «porque es un personaje que tiene muchísimos matices y un arco muy chulo». Aunque hay quien le ha colgado la etiqueta. Y a Daenerys Targaryen, también.

Lo que ha ocurrido en La Larga Noche «es una cuestión de pura narrativa», explica el presidente de los guionistas de Galicia. Se trata de adelantarse a las decisiones que los espectadores creen que se van a tomar. «Si todos nosotros dábamos por hecho que Jon Snow, como elegido, como Mary Sue y como sosainas heróico que es iba a enfrentarse al Rey de la Noche, que el guionista no hubiese dado eso, aunque creyésemos que no, iba a resultar decepcionante».

Así que en términos narrativos tenía más lógica la decisión de escoger a Arya. «Una emprendedora. Alguien que lucha contra la determinación del destino» desde que cogió la Aguja por primera vez. Que se entrenó con los mejores asesinos para llegar a ese momento. Un instante «que está sembrado». Solo hay que escuchar las palabras de Melisandre.

Pero lo cierto es que ha habido otras muchas Mary Sue antes de Arya. Capitana Marvel se enfrentó hace unos meses a una estruendosa reacción machista. Antes incluso de que se estrenase la película, en medio de otras lindezas como considerar que Brie Larson no sonreía lo suficiente o llamarla feminazi, apareció el sambenito de Mary Sue «Es verdad que en la capitana Marvel se mete con calzador lo de las superheroínas empoderadas y ella parece un dechado de virtudes. Los atributos morales que tiene la capitana Marvel son los mismos que los del Capitán América, y a nadie le parece mal».

La etiqueta, de todos modos, se hizo célebre con El despertar de la Fuerza. Con la llegada de Rey, la heroína de Star Wars. Perfecta en todo. Tan perfecta, tan fuerte, tan habilidosa, que era imposible creérsela. Y sin embargo, de la credibilidad de Luke Skywalker jamás habían dudado. «Era un personaje sieso. El problema de Rey es que es un sosa, igual que Luke lo era hasta que tenía su conflicto y sus traumas». Si Rey fuese un hombre «sería igual de soso. Y se han hecho un montón de personajes que eran sosos y nadie parecía molestarse».

Hasta el director de Los últimos Jedi, Rian Johnson, ha entrado en la polémica sobre la pequeña Stark defendiendo que el término Mary Sue tiene unas importantes connotaciones sexistas y que además, va siendo hora de dejarlo morir.

Aquí van otros cuatro personajes atacados por el mero hecho de ser mujeres: el elenco protagonista de la nueva de Cazafantasmas que se estrenó en el 2016. El acoso y los insultos a los que fueron sometidas en las redes sociales llevó a Leslie Jones a tomar la decisión de cerrar su cuenta de Twitter. Eso sí, con ella de vuelta, ha dado su opinión sobre lo que ha hecho la pequeña Stark. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

«Juego de Tronos»: Si hay una Mary Sue, esa es Jon Snow