El plante


Dejó dicho el alcalde de Ames en su muro de Facebook que el acuerdo que firmaron él mismo y sus homólogos de Brión, Boqueixón, Vedra, Teo y Val do Dubra no fue un plante a Santiago, al tiempo que reproducía el titular de portada de La Voz que así lo afirmaba. Desconozco si el profesor Miñones, universitario aunque de ciencias, conoce el significado de plante, pero puede estar seguro de que lo que él mismo -como cabeza visible del grupo de alcaldes- ha hecho es un plante, pero no un plante cualquiera, un plante mayúsculo, superlativo. Nadie ha dicho, como interpreta Miñones, que sea «un ataque a Santiago». Simplemente ha sido un plante impresentable desde el punto de vista del más elemental sentido del respeto institucional. Y para que a Miñones no le quepa ninguna duda, baste citar dos sorpresas: la manifestada públicamente por Martiño Noriega y la no publicada de algunos de los integrantes de ese mismo grupo de seis regidores, que mostraron su extrañeza por el hecho de que el Concello capitalino no hubiese sido invitado a la reunión celebrada en la Diputación para orquestar este acuerdo. Estas formas, no informar en ningún momento al gobierno compostelano, cuando este se volcó en trazar una propuesta -buena, regular o mala, pero propuesta al fin- y apostar por otra alternativa, la del Consorcio provincial, sin comunicárselo, ¿no es un pacto a espaldas de Santiago? Con todo, esto es un asunto menor. Lo realmente importante es que Miñones y todos los concellos y administraciones implicadas en el Consorcio mediten si este plan para el parque de bomberos comarcal, a la medida del de Xallas, es lo más adecuado para el área metropolitana de Compostela.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El plante