Casalonga Limpa vuelve a la carga

La plataforma constituida como oposición a un vertedero frenó el proyecto y ahora busca apoyos para combatir el plan de la empresa para explotar la concesión minera


santiago / la voz

La plataforma vecinal Casalonga Limpa de Residuos, constituida el 22 de mayo del 2018 para frenar el proyecto de construcción de una planta de biogás aprovechando la descomposición, entre otros productos, de lodos de depuradoras y restos orgánicos de animales, ha intensificado su actividad en las últimas semanas para frenar la última propuesta que la propietaria de la cantera ha planteado para rentabilizar la compra de los terrenos.

El colectivo, integrado por medio millar de personas, celebra mañana su primera asamblea con el objetivo de sumar nuevos apoyos para el siguiente reto, el de combatir con movilización vecinal y alegaciones técnicas el plan de labores que la empresa debe presentar si no quiere que caduque la concesión minera.

La plataforma resume su ideario en la frase recogida en el programa de las fiestas del pasado verano en la parroquia: «A guerra só a gañaremos cando a canteira e a súa contorna, sexan quen sexan os propietarios, acompañen as nosas vidas no canto de ameazalas». Bajo esta premisa, busca «amosar a unión da cidadanía na loita, estar informados e tomar decisións que marcarán as liñas futuras de actuación».

El proyecto inicial para Casalonga fue rechazado por la presión de este colectivo y por distintos informes jurídicos y urbanísticos. El Concello de Teo emitió el pasado septiembre un primer informe de incompatibilidad urbanística. Tres meses antes, la corporación municipal (Son de Teo-Anova, PP, PSOE y BNG) tomaba por unanimidad un acuerdo plenario en el que exigía cambios legislativos para impedir que un proyecto de estas características pueda ubicarse en suelo rústico y en terrenos cercanos a núcleos de población. La declaración de incompatibilidad urbanística se vio acompañada de archivo del proyecto por parte de las consellerías de Medio Ambiente e Industria.

A finales de julio del año pasado, antes de que cerrase esa puerta, la promotora de la planta presentó un plan de restauración de la concesión minera. Este nuevo proyecto supone para Casalonga Limpa un «vertedoiro encuberto», ya que planteaba el depósito de nueve millones de metros cúbicos de residuos. Este segundo intento también se quedó en el cajón, ya que el departamento autonómico de Minas ordenó el archivo del expediente y reclamó a la empresa la presentación del plan de labores, como paso previo para reanudar la actividad minera en un plazo que expira a mediados de marzo.

Las últimas iniciativas de la plataforma Casalonga Limpa buscan cambios legales para vetar este tipo de proyectos en suelo catalogado como rústico y en zonas cercanas a viviendas. Así, el pasado 4 de diciembre solicitaron formalmente al Concello de Teo un cambio en el plan urbanístico Al día siguiente reclamaron al Ministerio de Transición Ecológica que modifique la normativa estatal para este tipo de proyectos y presentaron un escrito en el Parlamento de Galicia con sus propuestas.

Tras la asamblea de este viernes, confían en sumar nuevos apoyos y aprobar su integración en la red de plataformas Santiago-Ulla-Tambre para crear un frente común de defensa medioambiental.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Casalonga Limpa vuelve a la carga