La realidad de las mujeres salvadoreñas relatada por tres jóvenes del país centroamericano asusta en Galicia

j. .g SAN TIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Sandra Alonso

El sábado finalizan una estancia de diez días en la comunicad, apoyadas por la oenegé ACPP y Cooperación Galicia, con un encuentro de «artivismo feminista» en Santiago

12 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La situación de El Salvador, y en especial la realidad de las mujeres en ese país centroamericano, ocupan la visita a Galicia de Mercy Mulato, periodista, comunicadora, feminista y defensora de los derechos humanos; Yesenia Karmelina Martínez Ayala, cantante, compositora y activista feminista conocida como Yezli Mic; y Jennifer Alisson Serrano Rivas, cantante, compositora y activista feminista, que usa Queen como nombre artístico. Así las presenta Asemblea de Cooperación pola Paz (ACPP), que organiza su presencia en Galicia, en colaboración con Cooperación Galega. Entre los contactos que mantuvieron, se entrevistaron con dos cargos de la Xunta, Pilar Romero, subdirectora xeral de Cooperación Exterior, y Susana López Abella, secretaria xeral de Igualdade, quienes apoyaron su lucha por la igualdad de oportunidades y contra la violencia de género, informa la Xunta.

«Las gallegas se asustan al conocer la situación de la mujer en El Salvador, la diferencia es abismal; aquí tienen tantos derechos ganados que ven inaceptable lo que nosotras vivimos, las impresiona mucho», afirma Mercy Mulato. Ella dirige la primera radio feminista en línea de El Salvador. Es un medio que «trata de posicionar la agenda feminista en el país», explica.

El viernes pasado mantuvieron un encuentro con un grupo de compostelanas, en la Casa Xoana Torres. Allí observaron reacciones de incredulidad cuando relataban que El Salvador es uno de los cuatro países en los que se penaliza cualquier tipo de aborto, incluso los espontáneos, con condenas de hasta 40 años de prisión, y hay 28 encarceladas por esa causa; o que en embarazadas con cáncer y otros problemas graves se prima la protección del feto sobre su salud; o que el Ministerio de Salud este año registró más de 12.900 embarazos en niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años. «La mayoría de las mamás de 10 años pierden su proyecto de vida, porque sus condiciones son precarias, no tienen acceso a la educación y a una buena situación», resalta Mercy.