La ciencia en la USC se hace la interesante

Gran afluencia a la jornada de puertas abiertas de los centros singulares Ciqus, Cimus y Citius

La ciencia en la USC se hace la interesante Gran afluencia a la jornada de puertas abiertas de los centros singulares Ciqus, Cimus y Citius

santiago / la voz

La ciencia interesa. Y la excelencia científica, mucho más. Hace solo unos días que los centros singulares de la USC- aquellos que lideran grupos de investigación pioneros en el mundo- hicieron la llamada, y no tardaron en cubrirse las 250 plazas disponibles para participar en la jornada de puertas abiertas celebrada ayer en las tres ágoras del saber compostelano: los centros singulares Citius, Cimus y Ciqus. «Y porque no teníamos cabida para más», explicaba Elena Mora mientras recibía a los visitantes.

Es el segundo año que los centros singulares celebran una jornada en la que dan a conocer su actividad a los ciudadanos. Y lo que está claro es que a la ciclogénesis explosiva también le interesa la ciencia, porque en la primera edición llovió y venteó igual que ayer, y el día comenzó entonces con una inundación en las instalaciones del Ciqus, en el Campus Sur. Así que la primera visitante fue la fregona. No pasó lo mismo ayer, afortunadamente, aunque no por falta de lluvia.

Pero ni el mal tiempo desanimó a quienes se habían inscrito para participar en las actividades. Fue, al pie de la letra, una jornada de puertas que se abrían cada dos por tres para recibir a padres entusiasmados, niños boquiabiertos y familias enteras que se fueron para casa un poco más aprendidos.

Los organizadores se esmeraron: charlas sobre la función y actividad de los centros, gafas en 3D para observar la realidad virtual, experimentos de todo tipo para los pequeños pitagorines, aulas de robótica, drones y, sobre todo, la mascota del Citius, Nao, un simpático robot con aspiraciones de protagonista de La guerra de las galaxias.

No hay mejor manera de enganchar a la cantera en campos como la química, la biología, la medicina, la tecnología, la nanotecnología o la informática. Especialidades en las que la Universidade de Santiago ya es líder y que albergan los saberes de las profesiones del futuro.

Tres templos de la investigación

 

 

Los mejores investigadores en los campos más innovadores de la ciencia trabajan tras sus puertas, cada uno en su modalidad.

Citius. Trabaja en el desarrollo de nuevas tecnologías informáticas en áreas como la inteligencia artificial, la supercomputación, la robótica o la nanosensórica. Cuentan con múltiples aplicaciones en el campo de la informática, pero también en ámbitos como la industria manufacturera, la seguridad, la sanidad o el transporte, siempre con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Cimus. Trabaja en la prevención, comprensión y tratamiento de las enfermedades crónicas en áreas como el cáncer, la endocrinología y la nutrición, trastornos cardiovasculares, neurociencias, genética y genómica funcional, terapias experimentales y bioestadística. Junto con el Clínico de Santiago, el centro está integrado en el IDIS.

Ciqus. En la frontera entre la química, la biomedicina y la ciencia de materiales, el centro trabaja en campos como la salud (química biológica y médica) y la industria (materiales y catálisis).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La ciencia en la USC se hace la interesante