La persistente lluvia en Santiago es un mito: Santa Comba tiene el récord de Galicia

Compostela sí es la ciudad más lluviosa, pero Vigo le sigue muy de cerca en litros de agua recogidos cada año


santiago / la voz

Ya se sabe que no hay como coger fama para echarse a dormir, porque una vez que una afirmación se da por cierta entre el común de los mortales, así se repitan argumentos veraces en contra, la realidad paralela se impone. Es lo que le pasa a Santiago con esa reiterada sentencia de que es el lugar de Galicia en el que más llueve, y así se repite en las postales, en las estampas y en el imaginario turístico. Y no es cierto; en Santiago llovió mucho -ahora menos-, pero hay otras zonas de Galicia donde las nubes descargan con más ganas.

Ya lo dice Juan Taboada, de MeteoGalicia: «Es un mito que se cae por sí solo». El mito, como todos los mitos, tiene su razón de ser. «Es que si se habla de las ciudades gallegas o de los puntos en los que más se mira el tiempo por su importancia, porque tienen aeropuertos o por otras razones, es cierto que donde más llueve es en Santiago, aunque con Vigo muy cerca, porque hay mucha humedad y están a pocos kilómetros de la costa, pero si se entra en detalle ya no se así».

De hecho, si se analiza por comarcas, es la zona de la montaña que separa las provincias de Pontevedra y Ourense la que registra más lluvias. «Ahí se da un dato muy curioso -indica Taboada-, y es que están casi juntas la zona más seca, la de la ciudad de Ourense, y la más lluviosa», que se circunscribe a las comarcas de Tabeirós-Terra de Montes, Carballiño y O Ribeiro.

Pero es cierto que de las siete ciudades gallegas, Santiago es la que suele registrar más cantidad de agua caída del cielo, aunque como recuerda Juan Taboada, con Vigo siguiéndole los pasos muy de cerca, y Vigo ya no tiene esa fama. Y también es verdad que, analizando los datos de Galicia en conjunto, ocurre que tras las montañas de Ourense y Pontevedra, la segunda zona en la que más llueve está muy cerca de Santiago. Es la de Xallas, y en concreto, el concello de Santa Comba, que seguido del de Zas, en Terra de Soneira, es el que este año registró más cantidad de lluvia en sus estaciones meteorológicas. No es casualidad; Juan Taboada ratifica que es una constante en los informes de MeteoGalicia, tal y como recoge el Atlas Climatológico de Galicia, y se debe, precisamente, a esa humedad intensa que se acentúa por la cercanía del mar. Desde el 1 de enero al 31 de agosto del 2017, en la estación de Fontecada, en Santa Comba, se recogieron 1.120 litros por metro cuadrado, mientras que en Santiago fueron 900. Más todavía que en la ciudad compostelana llovió en A Capela (A Coruña) y en Abadín (Lugo).

El mes de agosto

Tampoco fue Santiago el lugar donde más llovió en el mes de agosto, aunque la tromba de agua que provocó inundaciones en los últimos días pueda hacer creer lo contrario. La estación gallega que más agua recogió en el mes veraniego por excelencia fue la de Burela (112,9 litros por metro cuadrado) y otras de Lugo como las de Abadín, Viveiro o Ribadeo. Curiosamente, llovió más en Ourense que en Compostela, y también en otras zonas de la provincia ourensana como Manzaneda o Avión.

Ya si se comparan las ciudades, la máxima encuentra argumentos para quedarse. Porque es verdad que teniendo en cuenta las lluvias acumuladas este año, Santiago es, con 736 litros, la que dejó más agua, seguida de Pontevedra, Ferrol, Lugo, A Coruña, Vigo y Ourense. Pero en todas ellas los registros de lluvias son tan escasos que la amenaza de sequía se cierne sobre las nubes galaicas tras varios meses seguidos en prealerta por la falta de precipitaciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La persistente lluvia en Santiago es un mito: Santa Comba tiene el récord de Galicia