Los ciruelos japoneses del Pazo do Faramello ya están en flor

El conocido como sakura gallego es un espectáculo efímero que atrae las visitas al monumento de Rois


rois / lA voz

La floración de los ciruelos japoneses del Pazo do Faramello, en Rois, se adelanta unos diez días debido a las temperaturas suaves, o casi cálidas, de este invierno. De este modo, el conocido como sakura gallego, en alusión a la floración de estos mismos árboles en Japón, ya es cada año un punto de atracción en el pazo más visitado de Galicia, según explicó ayer Gonzalo Rivero de Aguilar, uno de los herederos del monumento del siglo XVIII y el guía de las visitas, que son gratuitas para los escolares.

«Todavía queda para que la floración sea completa; a ver si no llueve o hace aire, para que no les tire la flor», explicó ayer Gonzalo Rivero en alusión a los árboles que crecen en una de las terrazas del pazo, situado a pocos kilómetros de Santiago. La floración de los ciruelos japoneses es uno de los momentos más esperados por aquellos a los que les gusta la «belleza natural», según añadió el guía, aunque precisó que su duración es «muy efímera, de quince a veinte días».

Al igual que sucede con esta especie, otras como azaleas, cercis, camelias, hortensias, magnolios y hasta manzanos fuji comienzan también la floración en un jardín que es una delicia para la vista. Además, el pazo trabaja en su proyecto para arrancar de sus terrenos especies invasoras, como eucalipto y acacia negra, en colaboración con la Fundación Internacional para la Restauración de Ecosistemas (FIRE). También continúa con el llamado Xardín do Recordo, en el que ya tiene plantados más de 150 árboles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los ciruelos japoneses del Pazo do Faramello ya están en flor