No crispemos

La Voz

OROSO

09 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En pleno agosto parece seguir vigente que el que da primero da dos veces. Porque, aunque sea verano, da la impresión de que el objetivo consiste en sacar comunicados y manifestar protestas. Y en la Compostela culta va siendo hora de ir cambiando el chip.

La Xunta ha asegurado que en nuestras escuelas no va a haber menos profesores que hace dos cursos. Y eso que la población ha disminuido, a pesar de que entre los cinco municipios gallegos en los que sí ha crecido significativamente en los últimos años dos están aquí: Ames y Oroso. Empezar ya la batalla de las reivindicaciones y de la guerra de cifras no puede ser digno de aplausos. Puede apostarse a que, con la pandemia en retroceso, y lógicamente retirando parcialmente los refuerzos porque el dinero no cae del cielo, en la comarca va a haber menos profesores en la pública. Para empezar, en septiembre cabrán más alumnos por aula, si bien nunca llegaremos a los 30 de Inglaterra. Y encima, hay localidades donde se suprimen aulas por la sencilla razón de que entran menos de los que salen (Ojo: el caso de las unitarias es tema aparte). La demagogia es decir lo contrario y que pague Juan Pueblo. O sea, usted y yo.

Semanalmente estas páginas recogen peticiones, reivindicaciones y protestas de sindicatos, de alguna Anpa o de todas juntas. Va siendo hora de que expongan con claridad dónde están esos supuestos recortes. Y si los hay, habrá que pedir explicaciones al conselleiro de Educación. Y luego habrá que protestar. Y luego incluso hacer una huelga. Pero cada cosa en su momento. Y por orden.